lunes, 18 de agosto de 2014

Los jóvenes vascos, ¿los más heteroflexibles?

Los jóvenes vascos, ¿los más heteroflexibles? 

De los vascos se dice que son gente dura, bruta, exagerada, amantes de su tierra… Estereotipos que en cada región son diferentes y que en el caso de Euskadi se plasmaron con gran sentido del humor en la taquillera comedia Ocho apellidos vascos. Pero hay un rasgo que a partir de ahora habrá que asociar con sus jóvenes: tolerancia. La gran mayoría de ellos rechazan la idea de que la homosexualidad sea una enfermedad, piensan que una persona puede variar de opción sexual y tener relaciones sexuales con hombres o con mujeres y están a favor del matrimonio gay.

Y no lo decimos nosotros. Lo dice el Observatorio Vasco de la Juventud en el último número de la Serie cuatrienal Juventud Vasca, tras encuestar a 1.500 chicos y chicas del País Vasco de entre 15 y 29 años en 2012. Las conclusiones más interesantes de su opinión sobre la orientación sexual giran en torno a los siguientes temas:

Dos tercios de la juventud vasca, o lo que es lo mismo, un 65%, ven normal que una persona pueda mantener relaciones sexuales con hombres y mujeres a lo largo de la vida. Vamos, que no por empezar jugando en el Atlethic de Bilbao no pueden fichar con el tiempo por la Real Sociedad. Por géneros, ellas son más abiertas que ellos. Un 73% de chicas respaldan esta mentalidad sexual flexible frente al 58% de los chicos.

Donde aún tienen las cosas más claras, y podrían darle una lección a agún cura que otro, es en rechazar que la homosexualidad sea una enfermedad. Aquí, nueve de cada diez jóvenes vascos, el 88%, saben que la orientación sexual de una persona no es algo que se tenga que curar. ¿A nadie se le ocurriría curar la heterosexualidad, verdad? Pues eso. La idea de considerar la homosexualidad una enfermedad es minoritaria tanto en la juventud de ideología de izquierdas como de derechas. 

Y en lo referente al matrimonio entre personas del mismo sexo, la gran mayoría de los jóvenes vascos dicen ‘sí, quiero’. Un 87% se declara a favor de que los homosexuales se puedan casar con las mismas condiciones que las parejas heterosexuales. De hecho, los vascos demuestran más tolerancia en este asunto que la media nacional, donde el porcentaje de jóvenes españoles a favor del matrimonio gay es del 78%.

Conocidos los datos, ahora sí que podemos añadir con orgullo la tolerancia como una característica más de lo que significa ser vasco. En lo que a la orientación sexual se refiere, ¡los vascos son la hostia!
Fuente: Ragap



No hay comentarios:

Publicar un comentario