domingo, 24 de agosto de 2014

El mayor rincón termal de Sudamérica

El mayor rincón termal de Sudamérica 

En el corazón de Argentina, a orillas del río Dulce, se esconden las Termas de Río Hondo, un singular paraje que esconde un balneario en cada rincón, al que el motociclismo ha puesto en el primer plano. Además, se puede practicar todo tipo de deportes náuticos.
Las Aguas Milagrosas Calientes llamaban en la Antigüedad a este paraje perdido en las entrañas de Argentina. Hoy, ha crecido una ciudad que presume de poseer un tesoro en cada puerta, un baño termal en cada hogar y, por supuesto, en cada uno de esos hoteles que se han ido multiplicando con el paso de los años. El paraíso del relax y la curación al que, curiosamente, la construcción de un pionero circuito y la llegada en 2014 del Mundial de Motociclismo dieron una proyección planetaria.
«Aquí las viejitas vienen a aliviar sus dolores y ya se quedan para siempre», exagera una paisana. Pero ya las leyendas hablaban de las tribus indígenas que, desde tiempos inmemoriales, acudían a orillas del río Dulce en busca de sus fuentes curativas. Todo tiene una explicación científica. Las Termas del Río Hondo, que así se bautizó al pueblo, hoy ya ciudad, se asientan sobre una vasta cuenca artesiana cuyas aguas meteóricas surgen a la superficie en forma de vertientes y manantiales.

Contra todos los males

Cuanto más profunda sea la napa de agua, más caliente se extrae. Como se realizan perforaciones de distinta profundidad, el turismo puede disponer de un abanico de tipos de agua: dulce, salada y con diferentes minerales. No hay mal que se resista, aunque la especialidad es el baño, especialmente sobre el aparato locomotor y la piel (artrosis, artritis, gota, contracturas musculares, ciática, psoriasis, eccemas, etcétera).
 
Un mundo por descubrir, pero Las Termas posee también un encanto de paraje perdido, situado a casi 1.200 kilómetros al norte de Buenos Aires (desde hace un tiempo, cuenta con aeropuerto propio y vuelos directos desde la capital federal), en la provincia de Santiago del Estero y muy cerca de Tucumán, donde se esconden rincones de increíble naturaleza como Tafí del Valle.
La construcción del circuito entre 2007 y 2008 por el diseñador italiano Jarno Zaffelli, y con el impulso definitivo y fundamental del ex gobernador de la provincia de Santiago del Estero, Gerardo Zamora (marido de Claudia Ledesma, su sucesora en el cargo), supuso un resorte para toda la región, sobre todo tras acoger el Gran Premio de Argentina de MotoGP en abril, donde acudieron en masa aficionados al motor de toda Sudamérica. Hacía 16 años que no se disputaba un Gran Premio mundialista en el país. En el predio del Autódromo se exhibe un museo con una importante colección de vehículos y motos antiguas.

Competiciones deportivas

Un trazado novedoso y espectacular que causó sensación entre todos los pilotos por su anchura y que, por supuesto, tampoco se resistió a los encantos del español Marc Márquez. El circuito se sitúa a orillas del lago de Las Termas, que año a año es protagonista de las principales competiciones náuticas que se realizan en Argentina: el F1 Power Boat, el Cruce del lago a nado o el torneo náutico nacional del Frontal.
Otros puntos interesantes en el casco urbano son el Mercado Artesanal de Especias, el parque Martín Miguel de Güemes y el centro cultural y artesanal San Martín. Y los restaurantes (Don Ponciano y El lugar de siempre, entre los más típicos) que pueblan sus calles, especialmente el paseo de subida y bajada entre Sarmiento y Rivadavia, con sus sabrosas especialidades: cabritos o chivitos al asador (se cocinan a la vista del comensal), dorados a la parrilla, empanadas santiagueñas (se venden en la misma calle), etcétera.
Fuente: Ragsp


No hay comentarios:

Publicar un comentario