miércoles, 2 de julio de 2014

El Orgullo Gay de Madrid 2014, contra viento y marea

El Orgullo Gay de Madrid 2014, contra viento y marea 

Ni siquiera el hecho de que los recién estrenados Reyes de España recibieran, por primera vez en la historia, a representantes de colectivos LGBT en el Palacio Real de El Pardo ha servido para que el Orgullo de Madrid se pudiera celebrar con normalidad.

Hoy, 2 de julio, es una fecha importante dentro de esta manifestación. Es el día del pregón. Pero lejos de hablar de que las eurovisivas Conchita Wurst y Ruth Lorenzo darán el pistoletazo de salida de MADO'14 a las ocho de la tarde, las malintencionadas decisiones de otras dos ‘cantamañanas’ les han robado gran parte de su protagonismo. Las artistas ‘no invitadas’ en cuestión y que año tras año hacen todo lo posible por reventar el Orgullo de Madrid son Ana Botella y Cristina Cifuentes. 

Gracias a ellas, el pregón será el único que se celebrará en Chueca de estas fiestas que se celebrarán desde el 2 y el 6 de julio. Pero ni siquiera han permitido que el pregón transcurra como la organización tenía previsto. Eso era mucho esperar. Solo permitirán que Conchita Wurst y Ruth Lorenzo lo lean, pero para escucharlas cantar, todos los asistentes tendrán que desplazarse a la Plaza del Rey porque no se pueden superar los 55 decibelios.

Una de las últimas voces en protestar contra este atropello ha sido Carla Antonelli. En un comunicado, la Diputada del Partido Socialista en la Asamblea de Madrid ha calificado esta medida de homófoba. “Está claro que la máxima de la regidora es hacer ostentosamente público el menosprecio que siente hacia este colectivo”, manifiesta.

Antonelli pregunta a Ana Botella ¿por qué lo llama decibelios cuando en realidad es homofobia y transfobia? Recuerda que “de forma sistemática primero insonorizó la Plaza quitando los escenarios durante las fiestas, así como otros escenario como el de la calle Pelayo. A continuación ha impedido el recorrido desde la Puerta de Alcalá hasta la Plaza de España”. Y como decíamos, este año la alcaldesa por sorpresa ha vuelto a la carga. “Ha impedido el recorrido por estas calles, y la Delegada del Gobierno, Doña Cristina Cifuentes ha rubricado la LGTBIfobia de la regidora madrileña. Pero ha ido más allá y ha querido robarle el alma a Chueca y humillar a un colectivo que sabe demasiado de estas cuestiones, perseguidos históricamente por totalitarios y fundamentalistas consumidos por el odio”, subraya Antonelli.

Pero aunque a Botella, Cifuentes y sus amigos no les guste, el Orgullo Gay de Madrid se va a celebrar, contra viento y marea. Bajo el lema 'Nos manifestamos por quienes no pueden', la manifestación estatal tendrá lugar el sábado 5 de julio partiendo a las 18.30 horas de Atocha hacia la Plaza de Colón. Y durante la semana tendrán lugar diferentes actuaciones en los diferentes escenarios situados entre Gran Vía y Chueca, como la VII Gala Mr. Gay Pride.
 Fuente: Ragap


No hay comentarios:

Publicar un comentario