lunes, 21 de julio de 2014

El 60% de los encuentros entre varones gays se conciertan a través de internet

El director de Onusida advierte sobre la falta de sensibilización de los jóvenes homosexuales respecto al VIH


“¿Por qué crece en VIH sobre todo en hombres gays jóvenes? Creo que una de las razones es que ellos no vivieron la epidemia que yo viví en los 80 y por eso tienen una idea más complaciente del virus, porque el VIH ya no tiene la cara de sufrimiento y de muerte que tenía antes. Pero eso es una ilusión, porque sigue siendo un virus mortal. Otra de las causas tiene que ver con la movilidad. Hoy en día, según un estudio de Onusida, el 60% de los encuentros sexuales entre varones homosexuales se conciertan a través de internet, de sitios de citas. Y todavía no tenemos adecuados programas de prevención para difundir mensajes a través de estos sitios como sí tienen, por ejemplo, países como Holanda. Además, existe una gran movilidad entre los jóvenes gays, que pueden coger un vuelo barato de fin de semana para viajar a las grandes ciudades europeas. Y esa movilidad le da una nueva dinámica al virus. La comunidad gay fue la primera en movilizarse por el sida, todo lo que tenemos empezó gracias a ellos. Pero tengo la impresión -y esto puede sonar polémico- que la comunidad gay está ahora más preocupada por el matrimonio homosexual y el VIH ya no importa más. pero esto hay que decirlo, porque supone una amenaza para toda una generación de jóvenes”. Es la reflexión que realiza el brasileño Luiz Loures, director ejecutivo de Onusida en una entrevista para “El Mundo”.
Fuente: Ociogay.com
“El segundo colectivo en el que más crecen las infecciones en Europa -después de los homosexuales- son los inmigrantes. Desde el punto de vista de salud pública, no se puede distinguir la atención al inmigrante; en primer lugar teniendo acceso al test diagnóstico. Pero si la población indocumentada no tiene acceso a los servicios sanitarios, se esconde, y no hay nada peor para la una epidemia como el sida. No se pueden negar los servicios de salud”, añade.
Aunque, a pesar de esta advertencia dirigida a la comunidad homosexual y a los políticos del primer mundo, es optimista: ”La epidemia de VIH sigue, con nuevos desafíos que debemos tener en cuenta. Tenemos una oportunidad de acabar con el VIH, sabemos lo que tenemos que hacer, tenemos el conocimiento, la tecnología… Si hacemos lo que se debe hacer en los próximos cinco años, en el año 2030 podríamos terminar con la epidemia de sida”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario