sábado, 19 de julio de 2014

Desmitificando el sexo anal


 sexo anal hetero

 

 

 

 

 

 

El sexo anal aún es considerado tabú en muchas sociedades por asociarse sólo a relaciones homosexuales y a enfermedades de transmisión sexual.

Durante tiempo se ha creído que era únicamente práctica para el colectivo gay, se ha asociado ampliamente con enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, el erotismo anal es probablemente la manifestación más antigua de la sexualidad humana y una práctica sexual muy malentendida. El hecho de que a un hombre heterosexual le guste el sexo anal, tanto penetrar como ser penetrado, no esconde represiones de una orientación sexual encubierta, ni deseos ocultos. A millones de hombres les encanta recibir estimulación anal, con besos, caricias, lenguas, dedos o juguetes eróticos. El punto "G" del hombre se encuentra sobre la próstata y es accesible únicamente desde el ano.Tal vez muchos hombres se resistan a una penetración anal, pero una vez que la experimenten, es muy probable que quieran repetir la experiencia.
Se sabe que en la antigua cultura peruana al menos la mitad de todas las parejas casadas consienten el sexo anal en su experiencia sexual. Una encuesta reciente entre más de 5.000 parejas casadas pertenecientes a la región más rural de Brasil mostró que en un 40 % el sexo anal es incluido de manera regular como práctica sexual. En Río de Janeiro, el porcentaje es más alto, alrededor del 50 %, dado que las parejas quieren evitar el embarazo, el contacto con la sangre menstrual y la ruptura del himen antes del matrimonio.
Hay pocas cosas a considerar antes de tomar parte en el sexo anal con tu pareja. Ambos deben consentir la experiencia; debe hacerse de manera suave y delicada; y se requiere de protección apropiada.
5 consejos para sexo anal seguro
sexo anal1. Por tratarse de un esfínter muscular, tiende a ofrecer resistencia, por lo cual debe procurarse una buena relajación corporal. A diferencia de la vagina, el ano no se autolubrica, por lo que es necesario un lubricante no irritante
2. Realizar la penetración de manera cuidadosa y suave, paulatina (a veces es conveniente dilatar primero con un dedo o Dildo), retirándose si tu pareja refiere un dolor intenso que no tolera o si hay fuerte resistencia, o
sencillamente si no le agrada.
3. El uso del preservativo es muy importante debido a que la mucosa rectal es una vía de entrada de virus y bacterias. La probabilidad de contraer ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) se incrementa mucho más vía sexo anal dado que el tejido rectal se desgarra más fácilmente y los virus penetran más rápido que por el tejido vaginal.
4. Jamás realizar una penetración vaginal luego de la anal, debido a que se corre el peligro de contaminar la vagina con flora bacteriana proveniente del recto y que el pene llevaría consigo. De realizarlo, emplea otro condón, además de una adecuada higiene.
5. Nunca penetrar contra la voluntad de la pareja. En ocasiones hay resistencias o negativas a hacerlo por el dolor, otras por preceptos morales o religiosos, o porque no resulta placentero.
Algunos datos estadísticos
sexo anal hetero 2Aproximadamente el 10 % de la población masculina y femenina adulta tiene una experiencia habitual con el coito anal. Entre los adolescentes con experiencia sexual, la cifra apenas supera el 1% lo que señala que existe un proceso de aprendizaje y maduración personal antes de admitir tener este tipo de prácticas. Otro 10% de adultos jóvenes tienen experiencias accidentales con el coito anal, que suelen ocurrir bajo los efectos del alcohol o algún tóxico distinto en algo más de dos de cada cinco de los casos (43 %).
Algunos estudios afirman encontrar mujeres que tienen siete veces más experiencia en el coito anal que algunos hombres homosexuales. Y parece probado que las mujeres urbanas con bajos ingresos suelen tener una experiencia con el coito anal (entre el 9 % y el 38 %) superior al de las universitarias (12 %). Lo que, quizás avala la idea de que el coito anal heterosexual se usa como medio anticonceptivo.
Tanto para parejas homosexuales, heterosexuales como bisexuales, el sexo anal es una alternativa que produce grandes satisfacciones eróticas y sexuales.
Fuente: cascaraamarga.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario