viernes, 11 de julio de 2014

El Gobierno español cede ante la homofobia Rusia en cuestión de adopciones

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, FELGTB, ve con preocupación la firma del convenio para las adopciones entre Rusia y España, que será ratificado por el Parlamento el próximo trimestre. El convenio que se firma hoy desbloquea la situación de casi 600 menores que habían visto paralizada la tramitación de su adopción y que por fin podrán reunirse con sus familias. Sin embargo para muchas otras familias españolas la firma de este convenio y su futura ratificación es motivo de preocupación.

La idoneidad en todos los acuerdos de adopción internacional está fundamentada en los criterios de los países de origen y en su mayoría cierra las puertas a los matrimonios de personas del mismo sexo o a las solteras. En Rusia, país de procedencia de muchos de los menores adoptados por España, hasta ahora la adopción estaba abierta a las familias monoparentales, que con una pareja del mismo sexo podían formar posteriormente una familia homoparental. El nuevo convenio imposibilita esta opción.

España se muestra cómplice y partícipe de las políticas de discriminación de países que –como Rusia y bajo la amenaza de paralizar las adopciones- no respetan los Derechos Humanos y discriminan a las persona por su orientación sexual e identidad de género. Esto atenta, además, contra el mandato del Congreso de los Diputados que instó al Gobierno de España en febrero a garantizar los derechos LGTB dentro y fuera de nuestras fronteras.

La FELGTB estará atenta a las consecuencias de este nuevo Convenio que abre la posibilidad a las autoridades rusas a solicitar informes sobre la situación de los menores rusos adoptados por familias españolas, con independencia de la fecha de constitución de la adopción. La Federación velará por que el compromiso de que esta revisión se articule siempre dentro de los márgenes permitidos por la legislación de España sea efectivo y ninguna familia sufra las consecuencias de esta ambigüedad.

“Una puerta más cerrada a nuestras familias es siempre una mala noticia. El derecho a casarse y a fundar una familia está reconocido en el Artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y estas posturas alimentan la discriminación. Ahora es trabajo del Gobierno de España abrir acuerdos con otros países que puedan requerir de adopción internacional para sus menores sin discriminar los modelos de familia que los reciban”, ha destacado Sisi Cáceres, coordinadora del Área de Familias de la Federación.
Isabel Gómez, vocal de igualdad de la FELGTB, ha afirmado que “nos preocupa la visión discriminatoria que tienen la mayoría de los Estados, ciegos ante el bienestar que las familias diversas pueden darle a sus menores. Es absolutamente necesario trabajar por una garantía internacional de los Derechos Humanos de las personas LGTB, un cambio en las legislaciones homófobas que, además, abriría las adopciones a la diversidad. Por eso este 2014 nuestro objetivo es defender los Derechos Humanos LGTB”.
Fuente: Ociogay.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario