miércoles, 11 de junio de 2014

Soy gay, pero me atrae una mujer. ¿Soy bisexual?

Me atrae una chica, pero soy gay

Soy un chico de 19 años y últimamente no paro de cuestionarme cuál es mi orientación sexual. Te explico: Desde pequeño, siempre me han atraído los hombres -física y sexualmente – aunque hace cosa de dos años conocí a una chica que iba a mi clase y con la que, aún sabiendo que me atraían los hombres, flirteaba e incluso llegué a declararme – en vano, pues ella ya mantenía una relación con otra persona. Eso me dejó bastante hundido ya que ella y yo éramos como dos mitades, incluso nos pisábamos las frases, pensábamos igual, etc …

El caso, es que, esto me tiene algo descolocado, es decir, con ella lo que sentía era una gran atracción sentimental, afectiva que primaba frente al deseo sexual, que era más bien reducido. Aunque luego lo pienso, y no sé cómo me hubiera ido en la intimidad con ella, ya que nunca he estado con una mujer, y de ahí mismo nace esa curiosidad.

Entonces, ¿qué soy? Un bisexual no puede inclinarse más por los hombres que por las mujeres, debería de ser en el mismo grado, ¿no?
Bueno, como podrás comprobar la confusión que tengo no es moco de pavo, y por mucho que trate de definirme, creo que si no estoy con una mujer jamás sabré si es eso lo que me gusta o no. Pero claro, barajo la opción de que, en el caso de que así sea, fuera bisexual … Y no es que tenga bifobia, simplemente que no sé cómo afectaría eso a mi entorno: mi familia y amigos son más bien cerrados de mente y estos temas no pasan desapercibidos. Incluso algunos miembros del colectivo gay toman a los bisexuales como homosexuales reprimidos o gente morbosa sin escrúpulos, lo cual es muy triste.

¿Tú que consejo me darías? Para ser sincero, si no he estado con ninguna mujer, también es porque no me ha interesado, pero si no he tenido esa experiencia … Difícil valorar, aunque hay gente que no tiene que acostarse con personas de los dos sexos para ver que le gusta más, lo tienen ya claro … Lo que sé es que tampoco quiero herir a nadie, así como tampoco a mí mismo.

Keep calm because i´m bisexual


Gracias por ponerte en contacto conmigo, Jake. En mi caso, me pasaba algo parecido a ti. Me consideraba heterosexual, pero no podía negar que me atraían sexualmente los hombres. Estuve confundido mucho tiempo, hasta que me di cuenta que la atracción sexual y sentimental está ahí, independientemente de que sean hombres y mujeres. No puedes negar lo que sientes. Lo he intentado, y no funciona.

Cuando nos sentimos atraídos por alguien, puede ser sexual o sentimentalmente. Hay atracciones que se conforman de las dos, y otras solo de una. Si tienes curiosidad por estar con una mujer, lo más seguro es que te sientas atraído por ellas. La bisexualidad no significa que te tengas que sentir atraído por los dos sexos igual, sino que te atraen los dos, independientemente del grado de atracción.

Dentro de la bisexualidad, nos encontramos con la heteroflexibilidad y la homoflexibilidad. Estas etiquetas se refieren a personas que se consideran mayormente homosexuales y heterosexuales, pero que se pueden sentir atraídos, tanto emocional como sexualmente, por una persona del sexo que sea. Conozco muchas personas que se definen así. Cuanto más explico dichas orientaciones, más personas ven que son con las que se sienten identificados.

¿Tus personas cercanas y familiares saben que eres homosexual? En muchos casos, aceptar que se es bisexual, significa volver a salir del armario con otra etiqueta distinta. Si no saben que te atraen los hombres, no suele haber mucha diferencia entre salir del armario como homosexual o bisexual. Lo único que has de tener en cuenta, es que la bisexualidad se conoce menos y tendrás que explicarla más veces que si fueras homosexual. Es como salir del armario cada vez que cambias de pareja. Muchas personas te preguntarán ¿pero no estabas con un hombre? ¿Y ahora con una mujer? Y les tendrás que repetir otra vez, que eres bisexual y puedes estar con los dos.

En cuanto a la intimidad con mujeres, siempre que hacemos algo por primera vez, podemos tener miedo. Cuando me acosté por primera vez con un hombre, tuve bastante miedo. No sabía qué hacer, ni cómo iba a salir. ¿Y si no me gustaba? ¿Cómo puedo hacerle sentir bien? ¿Meteré la pata? Son dudas y preguntas que nos hacemos. Como dices, no es necesario acostarte con hombres y mujeres para saber si eres bisexual, pero hacerlo ayuda bastante a aclarar las ideas. Es una manera de confirmar con quién te sientes más cómodo, qué te atrae más y si eres homosexual o bisexual. Pero acostarse con una mujer no se puede forzar. Tiene que surgir. No se puede buscar. Yo me obsesioné con acostarme con un hombre. Tanto que me costó la relación con la mujer con la que estaba. En temas de relaciones, mejor tener paciencia.

¿Qué te aconsejo? Puedes ponerte en contacto conmigo las veces que necesites. Sé lo complicado que es conocer nuestra sexualidad, saber qué nos gusta y decidir qué etiqueta nos identifica más. Es un proceso lento, en el que no tienes que tener prisa ninguna. Son malas consejeras.
Si tienes la oportunidad y te apetece estar con una mujer, pruébalo. Siempre siendo responsable y cuidándote. No lo compares a estar con un hombre, solo disfrútalo. No tienes porqué decidirte entre la homosexualidad o la bisexualidad. Disfruta de tu sexualidad. Más adelante, llegará el momento en el que lo veas claro.
Fuente: El Principe Lila

No hay comentarios:

Publicar un comentario