miércoles, 4 de junio de 2014

Pillado triplicando la tasa de alcoholemia el juez que comparó el matrimonio gay con la zoofilia

Pillado triplicando la tasa de alcoholemia el juez que comparó el matrimonio gay con la zoofilia 
Enrique López es un personaje muy próximo al ex ministro Federico Trillo y colaborador habitual de FAES, una fundación ultraconservadora vinculada al PP. Cuando se debatió el recurso de anticonstitucionalidad presentado por los populares era miembro del Consejo General del Poder Judicial. Presentó un informe que comparaba las bodas gays y la zoofilia y la bigamia. Una frase que, oportunamente, se quitó del texto final. López , al que la prensa le llama ‘el juez Clooney’, hace en su vida personal todo lo contrario de lo que en sus ideales defiende: está separado de su mujer, se le atribuyen múltiples romances, entre ellos, con la presentadora Silvia Jato, tiene fama de Casanova y es un enamorado de la vida nocturna madrileña de la que no se pierde sarao que se precie. Ahora, López se enfrenta a entre 3 y 6 meses de prisión o multa o trabajo en beneficio de la comunidad y privación del derecho a conducir por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

“Asumo las consecuencias” es la frase genérica que el magistrado conservador del Tribunal Constitucional, Enrique López, ha pronunciado al ser cazado saltándose un semáforo y cuadruplicando la tasa de alcoholemia. El juez Enrique López está imputado por un delito contra la seguridad del tráfico lo que le ha obligado a presentar su dimisión como magistrado del Tribunal Constitucional. Cargo al que llegó hace apenas un año. Fue sorprendido por la Policía a las 7,30 horas del pasado domingo conduciendo una moto sin casco y cuadruplicando la tasa de alcohol permitida. La madrugada en la que conducía ebrio aseguró que venía de una despedida. Un compañero del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) donde fue portavoz confirmó que "es un tío muy presumido, todo un seductor, y que tiene fama de ser muy ligón".

En un informe del CGPJ López dijo en enero de 2005 que “llamar matrimonio a la unión de personas del mismo sexo es un cambio radical, como lo sería llamar matrimonio a la unión de más de dos personas o a la unión entre un hombre y un animal”. López también defendió en su momento a la jueza homófoba Laura Alabau.

Enrique López no es (o no era, una vez se consume la dimisión) el único miembro del Constitucional con un pasado explícitamente opuesto a la igualdad LGTB. Ya desde 2011 formaba parte del alto tribunal Francisco Hernando, también a propuesta del PP, y que también votó a favor del referido informe. Hernando, eso sí, actuó con gran honestidad profesional al renunciar voluntariamente a participar en la discusión del recurso del PP contra el matrimonio igualitario, resuelto en noviembre de 2012 tras siete años de espera, por ese mismo antecedente.

El PP intentó durante seis años ‘colocar’ a López en el Tribunal Constitucional. En un primer intento en 2010, su nombramiento fue rechazado porque no cumplía los requisitos de antigüedad en el cargo y experiencia suficiente (los 15 años que requiere el cargo). Finalmente, accedió al cargo en el mismo turno de designación del Consejo de Ministros que José Antonio Xiol y Santiago Martínez Vares a los que la oposición describió como "dos auténticos juristas de reconocido prestigio".

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, rechazó cuando fue nombrado la posible avalancha de recusaciones que se avecinaba, al asegurar que todos los jueces del TC y no sólo Enrique López "tienen una amplia trayectoria jurídica a sus espaldas algunos en informes y otros en sentencias". Pero la oposición negó la premisa: López no dispone de esa amplia trayectoria jurídica y fue descrito por el socialista Julio Villarrubia como "sectario y partidista".
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario