jueves, 15 de mayo de 2014

Rusia planea abandonar Eurovisión y crear su propio festival sin gays

Rusia planea abandonar Eurovisión y crear su propio festival sin gays 
La victoria de Conchita Wurst en Eurovisión 2014 está causando revuelo en Rusia, donde las autoridades nacionales han comenzado a hacer los primeros movimientos para plantear el abandono de su participación en el festival, y crear uno alternativo. El nuevo concurso tendría el nombre de “The Voice of Eurasia” (La Voz de Eurasia) y en él estaría prohibida cualquier tipo de manifestación de la cultura gay.

La justificación no puede ser más homófoba. Valery Rishkin, un parlamentario ruso ha pedido al país que deje de participar en el concurso. “Los resultados del último Eurovisión son el colmo”, dice el legislador. “Tenemos que abandonar este concurso inmediatamente, ya es hora de que dejemos de aguantar esta locura”, añade.

El político asegura que Rusia gasta 40 millones de euros en Eurovisión, una cifra que en principio apunta a ser disparatada si tenemos en cuenta que España es uno de los países que más aporta al festival y su presupuesto no llega a 400.000 euros anuales, cien veces menos de lo que alegan desde Moscú.

“Tenemos eventos mundiales, como los Juegos Olímpicos, así podemos tener nuestro propio concurso”, agrega Rishkin, según el servicio de prensa del Ministerio. “Creo que todos los países del espacio euroasiático, así como muchos otros, nos apoyarán”.

Olga Batalina, representante de comisión parlamentaria sobre la familia en Rusia, está de acuerdo. “El concurso de Eurovisión solo es propaganda de la cultura no tradicional, incluyendo la cultura gay”, manifiesta.

Ha insistido en que Rusia albergue su propia versión de Eurovisión, que estará en consonancia con la prohibición de Rusia de la propaganda gay.

Otros políticos en Rusia han hablado de su oposición a la victoria del Wurst. “No hay límite a nuestra indignación. Es el fin de Europa. Esto es ya salvaje. Ellos ya no tienen hombres o mujeres, tienen cosas, dijo el político nacionalista Vladimir Zhirinovsky en declaraciones a la televisión oficial.

Y mientras esto ocurre en la esfera política, Conchita Wurst arrasa en Rusia. Ha llegado a ser número 1 en iTunes en el país.

RUSIA, ABUCHEADA EN COPENHAGUE
Tanto en la final como en la semifinal, las representantes de Rusia en Eurovisión 2014 fueron abucheadas por el graderío. Como ya dijimos, esto puede interpretarse de dos formas: bien como una muestra de rechazo de Europa a su conflico con Ucrania, o bien como repulsa a la creciente oleada de homofobia que impera en el país. Además, durante la actuación de las gemelas Tomalchevy, en hall del público eurofan han escondido sus banderas nacionales para levantar sus banderas gays. En cualquier caso, Rusia alcanzó la séptima posición con 89 puntos.

Rusia hizo su debut en el Festival de la Canción de Eurovisión 1994. En total ha participado en dieciséis ocasiones y ha ganado una vez, en 2008, con Dima Bilán y su tema Believe, por lo cual organizó Eurovisión en 2009.

TURKOVISIÓN
Esta no sería la primera vez que un país abandona Eurovisión para crear su propio festival. Turquía ya lo hizo con la creación de Turkovisión, que celebró su primera edición en septiembre de 2013, limitado a países de población túrquica. Los responsables de la televisión pública no alegaron razones homófobas para su salida, sino una disconformidad con el sistema de votaciones y las clasificaciones directas para algunos países.
Foto: Andres Putting (EBU)
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario