jueves, 29 de mayo de 2014

Foro de la Familia quiere acabar con la igualdad de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales

Foro de la Familia quiere acabar con la igualdad de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales 


Están a favor de no discriminar "ni a los homosexuales, ni a los transexuales" pero no quieren que se les "imponga una forma de pensar sobre la sexualidad". Así es como el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, enmascara su homofobia y la de las familias a las que representa bajo el pretexto de la libertad ideológica.

El Foro Español de la Familia quiere derogar la Ley por la Igualdad de Trato y no discriminación de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales en Galicia y Cataluña. La gallega ya ha entrado en vigor y la catalana está a punto de hacerlo y para Blanco esto supone una amenaza de la libertad de pensamiento, de expresión, ideológica, religiosa, educativa, de las empresas, los profesionales sanitarios y los medios de comunicación.

Desde 2005, con la entrada en vigor de la Ley a favor del matrimonio homosexual, son habituales las peticiones con tintes intolerantes y homófobas que desde ciertos sectores exigen exterminar las leyes nacidas para defender la igualdad de derechos del colectivo LGBT. Y en esta cruzada para aniquilar cualquier intento de considerar a los homosexuales personas normales, relacionar más derechos para unos con pérdida de derechos para otros es su principal argumento.

"Como las leyes los ciudadanos particulares no podemos recurrirlas, vamos a pedir al presidente del Gobierno y al Defensor del Pueblo, que son los que están legitimados para recurrir al Tribunal Constitucional estas leyes, que hagan ese recurso". Así manifestaba Benigno su intención de pedir a Mariano Rajoy y a Soledad Becerril que presenten un recurso para derogar esta Ley que tanta repulsa les produce en sus enfermas convicciones morales.

Para el Foro Español de la Familia estas leyes son "un grave atentado a los derechos fundamentales básicos". Unas normas que intentan "imponer en todos los ámbitos de la sociedad civil, privada y pública, la ideología de género y un pensamiento único sobre las conductas y la sexualidad".

Por ejemplo, Benigno no concibe que la Ley gallega sobre este asunto establezca 'medidas en el ámbito familiar' que "podrán establecer programas de información dirigidos a las familias para divulgar las distintas realidades afectivo-sexuales y de género". ¿Cómo les van a decir a ellos que la homosexualidad existe y no es una elección sexual depravada que se puede curar como cualquier enfermedad? A ellos no. Sus hijos nacerán y crecerán heterosexuales hasta la médula y heredarán su misma orientación sexual, como harán sus hijos, y los hijos de sus hijos.

Tampoco están dispuestos a que la consejería, con la colaboración de las Asociaciones de Padres de Alumnos (ANPA) pueda "diseñar contenidos para las escuelas de padres sobre la realidad LGTBI". En cuanto a los medios de comunicación, también recoge que los medios autonómicos habrán de transmitir "una imagen igualitaria y no estereotipada".

Y por si esto fuera poco, Blanco dice que estas leyes van "en contra de todas las leyes orgánicas del Estado que regulan estos derechos fundamentales" y concretamente, contra los principios de la LOMCE en lo que a la libertad de cátedra y la autonomía de los centros se refiere.
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario