miércoles, 28 de mayo de 2014

El tabú de ser surfista y gay

 


Un documental australiano se introduce en ese popular deporte en las antípodas.
“Cuando era un joven surfista, no sabía de nadie que fuera gay como yo”, asegura David Wakefield. “Así que sentía que había dos mundos – por un lado el mundo gay, y por otro el del surf. Y, la verad, no sabía como podían conectarse ambos”, continúa. Primero fue un reportaje de la SBS australiana y luego un documental que ha triunfado y vuelve a proyectarse en Sidney.

Recopila varios testimonios de surfistas homosexuales, un deporte que practican cerca de 2,7 millones de personas en aquel país. “La palabra maricón sólo ha sido un término despectivo para, supongo, definir lo que llamaríamos un perdedor. Es triste, en cierto sentido que pertenezcamos a un mundo que nos considere perdedores”, asegura Adam George, otro surfero. 

El tercero en prestar su testimonio es Thomas Castets, creador de una web para surferos homosexuales,  que emprende un viaje global para hablar con personas de todos los rincones de la comunidad surfera.

A medida que su viaje avanza, descubren la cultura del miedo, el secretismo y la exclusión, pero también hay historias de autorrealización y  autonomía, así logran levantar una discusión sobre la importancia de volver a los valores de base del deporte respecto a la libertad de espíritu y amor por el mar.

Fuente: Ociogay.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario