viernes, 2 de mayo de 2014

El curioso experimento que concluye que a los gays les afectan las hormonas masculinas

El curioso experimento que concluye que a los gays les afectan las hormonas masculinas 
A fecha de hoy el origen de la sexualidad humana no está claro. Más allá del consenso de que la orientación sexual de una persona no se puede cambiar, no se conocen los mecanismos o las diferencias que hacen que una persona sea homosexual. El asunto tiene importancia en tanto que el rechazo de muchos gobiernos y tradiciones a la homosexualidad viene dado por el hecho de que no lo consideran una característica innata. Precisamente la última evidencia de lo contrario viene de uno de los países en los que la homosexualidad sigue siendo un tema tabú: China. La Academia de las Ciencias de este país ha publicado en la revista Cell los resultados de un curioso experimento que concluye que los hombres gays reaccionan a las hormonas masculinas de manera similar a como lo hacen las mujeres heterosexuales.

El equipo, dirigido por el investigador Wen Zhou, utilizó para su experimento dos hormonas, la androstadienona, que se encuentra entre otros en el sudor masculino y el semen, y el estratetraenol, que aparece por ejemplo en la orina femenina. Los científicos sometieron a estas hormonas a varios grupos de hombres y mujeres heteros, homosexuales y bisexuales (24 de cada sexo y cada sexualidad) enmascarando el olor con el del clavo. A cada grupo se le pedía que viera un vídeo en el que una se ve a una figura de puntos avanzando, siempre la misma. Las mujeres y los hombres gays tendían a identificar la figura como masculina cuando entraba en juego la androstadienona, mientras que esta hormona no tenía efecto en la respuesta de los hombres heterosexuales.

Cuando se utilizaba el estratetraenol los hombres hetero identificaban la figura como femenina mientras que la sustancia no tenía efecto en las mujeres o en los hombres gays. Sin embargo en este caso, los efectos se quedaban a mitad de camino para las mujeres lesbianas y bisexuales. Los investigadores concluyen que las hormonas ayudan a identificar a una figura como masculina o femenina, pero solo si existe una atracción sexual. “Fuimos capaces de demostrar cualitativamente que la androstadienona señala la masculinidad para mujeres heterosexuales y hombres gays, mientras que el estratetraenol señala la feminidad para los hombres heterosexuales, sin que los sujetos sean conscientes de los olores”, explica Zhou. “Estos procesos de química sensorial operan de manera inconsciente, pero modulan significativamente la percepción visual de género, y se identifica como una parte del código de género humano en el cerebro”. Un estudio realizado por la Universidad de Stanford en 2005 encontró resultados similares, aunque en aquella ocasión se midió la respuesta en el cerebro.
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario