jueves, 24 de abril de 2014

Un Moro, un Cristiano y un beso. Alcoy en Fiestas

 

 
Desde hace varios siglos, la ciudad de Alcoy celebra las fiestas dedicadas en honor a San Jorge. La  "Trilogía" que dicen por aquella Tierra.  Son tres días repletos de actos, y cuando decimos "repletos" significa exactamente esto, no afirmamos que la Fiesta dure veinticuatro horas, pero casi casi.
El homoerotismo de las Fiestas de Moros y Cristianos es incuestionable.  Hombres y mujeres realzan sus cuerpos con espléndidas vestimentas tanto en los desfiles, como en la calle. Pero, ¿existe lo gay y/o lo lesbiano en estas fiestas?  ¡¡¡Sí!!!

 
Pero mejor vayamos por partes.  Un poco de historia, para conocer de dónde vienen estos festejos, y por qué afirmamos que el "homoerotismo" e incluso "los armarios" pululan por doquier en las calles de Alcoy estos días de celebración.
 
Os comentábamos que los Actos de los Moros y  Cristianos se realizan durante "casi veinticuatro horas". Pues como ejemplo, adelantaros  que la misa del  primer día se celebra a las 5 de la madrugada,  y tres cuartos de hora después se iza la enseña de la Cruz en el Castillo, se reza el Avemaría, se interpreta el Himno de la Fiesta y se inicia el primer desfile, participando todas las "filás" (veintiocho en total, catorce cristianas y catorce moras), cada una de ellas con una abultada banda de música.
Resumiendo, termináis de cenar (cena y un poco de fiesta) a las tantas de la madrugada, y si queréis verlo todo, antes de las cinco de la madrugada deberéis estar en camino para participar de los primeros actos de este larguiiiiisimo día, que continuarán con la Impresionante Entrada de Cristianos por la mañana, y de Moros por la tarde, en una "disputa" espectacular de los unos contra los otros en cuanto a la participación en este internacionalmente conocido  desfile. Estas Fiestas están Declaradas de Interés Turístico Internacional, y esto consigue atraer a miles de turistas de medio mundo. ¡Lo cual es un placer para la vista en muchas ocasiones!

Miles de alcoyanos participan en este desfile, con cientos de músicos que consiguen  que la música suene constantemente todas  las horas que duran ambas Entradas, y de esta manera en ningún momento se "oye el silencio" , pues la música festera es constante.

Televisiones y periodistas de todo el mundo "vuelan" sobre Alcoy estos días, retratando a diestro a siniestro a moros, cristianos, guerreras, capitanes, favoritas, ballets, músicos y gente.  Miles de turistas llenan la ciudad, y claro, llega la "noche".  La Primera Noche (sin contar la del día anterior).

 

Lo primero que sorprende al visitante es la mezcla entre, podriamos llamar, "pueblo" y moros y cristianos.  Es decir, en los pubs, en los restaurantes, en las verbenas populares, por la calle, la mezcla de gente vestida con el "traje oficial", tanto de moro como de cristiano, o con los trajes que han participado en el desfile, se alternan con la ropa habitual que todos utilizamos. Bailar, o simplemente pasear  rodeado de moros, guerreros, favoritas, cristianas, mallas, plumas, ricos cascos, petos metalizados, espadas o capas bordadas artesanalmente es un placer para los sentidos, o incluso un morbo para los más atrevidos.
 
Os recomendamos las dos bebidas típicas de esta tierra.  El "plis play" o la "mentireta".  Estos dosnombres esconden una bebida "espirituosa" (así se llama).  La base es el "café licor", que nunca hay que confundirlo con el licor de café.  En Alcoy se bebe "mitad y mitad", es decir, mitad de "café licor", y mitad de refresco de cola (Plis Play), y los mismos porcentajes en la "Mentireta", o "Mentira", pero cambiando la cola por "limón granizado" (en Alcoi lo llaman "agua limón"). Esta bebida consigue despertar todos los sentidos.  Te despeja, te alegra, te dá marcha, y te aparta de "los armarios".  Y esta afirmación es muy particular, pero cualquier forastero que visite Alcoy en fiestas, la primera vez, puede pensar que "casi todos los festeros entienden".
La camaradería entre moros y cristianos no tiene nada que ver con el espíritu de la Fiesta, sino con la "peculiar" manera de ser de los propios alcoyanos.  Y es que, en los tres dias de Fiesta,  los Hombres alcoyanos son gente cercana, amable, divertida y "tocones". Lo dicho, tú primera noche en los Moros y Cristianos de Alcoy pensarás que "todo el mundo es orégano" y que has llegado a un idílico pueblo lleno de chulazos impresionantes dispuestos a "perder" un largo rato a tu vera.

Pero, esto no es cierto.  O no del todo.  Por supuesto que gais existen en este pueblo.  De hecho Alcoy ha sido siempre una de las localidades de España que podriamos denominar "avanzadas a su época", y tanto allí como en los pueblos del contorno, el "ambiente" gay siempre ha sido muy visible. En los años ochenta y noventa, Alcoy estaba lleno de "artistazos" que no se cortaban un duro.  Y lógicamente, quien tuvo, retuvo.

Hoy en día, sorprendentemente, las circunstancias han cambiado.  Sólo existe un local "abiertamente gay", pero, para vuestra sorpresa, descubriréis si váis en Fiestas, que da igual el tipo de local que sea.  Todo el mundo entra en todos los sitios.
Eso sí, y tenemos que insistir, no todo el maromo que os abrace, os bese, os sobe, u os invite a una "mentireta" significa que "quiera guerra".  Aunque esto no significa que no la quieran, claro está. ¡Histórias particulares conocemos muchas!
Alcoy,  los tres días de Fiesta,  es una ciudad libre, libre de complejos, libre de ataduras y libre de estereotipos.  ¡Por lo menos en apariencia!
La Fiesta continúa dos días más.  El segundo día es en honor a uno de los patrones de la Ciudad, San Jorge, y si la "mentireta" o el "plis pay" os deja levantaros, podréis asistir a unos desfiles más cercanos, en los cuales contemplar los fastuosos trajes de Capitanes, Alféreces, Caballeros, Favoritas y Escuadras os dejarán perplejos, ya que, a pocos metros observaréis los miles de €uros que los alcoyanos han invertido en sus respectivos Trajes. Porque en Alcoy, la gente lo tiene muy claro, "se visten con el Traje de la Fiesta", no se disfrazan ni de moro ni de cristiano, y esto se nota en la elegancia de los ropajes, y también de quien los porta.

 
El tercer día, es el Alardo.  Una guerra entre moros y cristianos, donde se disparan miles de kilos de pólvora por todo el centro de la ciudad.  Por la mañana ganan los cristianos, y por la tarde los moros.  Impresionante poder asistir en cualquier calle o callejón a esta "demostración" de fuerza.  Alcoy visto desde las afueras se llena de una "nube" blanca producida por el disparo de los arcabuces, y el sonido de esta particular "lucha" se oye a unos cuantos kilómetros de distancia.

Os recomendamos pasear por la ciudad.  Descubriréis a los cristianos, con sus mallas y especies de falditas que producen un morbo especial.  Y a los "moros", con esos pantalones anchos que normalmente les resaltan de una manera provocativa tanto el "trasero" como el "delantero".

La Fiesta en Alcoy se viste de "historia y tradición", y aquí quizá viene la parte negativa que pocos forasteros entienden.  La participación de la mujer como "ciudadano de pleno derecho" está costando más de lo debido. En una gran parte de las filás (asociaciones festeras, para entendernos), no se acepta entrar a las mujeres, y si hay, son muy excasas. Las mujeres participan de "cenas y fiesta" si se és la "mujer de un festero". Es un reducto que hasta hace muy pocos años era exclusivamente masculino. Quizá por eso, al homoerotismo que tradicionalmente se ha visto en las fiestas de Alcoy, en algún caso se haya disfrazado con unos grandes armarios. Solamente  hombres, hombres y hombres.

Representantes de la Fiesta (osea, Capitanes o Alféreces) gais los ha habido.  Damos fé.  Abiertamente gais, no.  Las mujeres, participan mayoritariamente en los "boatos", con bailes y "performances", que consiguen darle un toque espectacular a los desfiles, pero aquí no hay ni capitanas ni nada parecido.  Por lo menos en los papeles.  En Alcoy las llaman "favoritas" (compañeras del capitán o del Alferez), y suelen ser las propias mujeres y/o hijas del protagonista. 
Para asistir a las Filás (locales exclusivos para socios), o eres Festero que pagas la cuota anual, o tienes que ser la mujer de uno festero.  ¿Hacemos la pregunta?  ¿Y el marido de un festero, puede entrar? 

Porque afirmamos con total rotundidad, que homosexuales en las Fiestas de Alcoy "haberlos haylos", y muchos, quizá por ese talante  mediterráneo que otorga un "punto extra" sobre la sexualidad, la gente de esta tierra es sexualmente más libre que en otras zonas.  Pero en las Fiestas de Alcoy, esa sensación extraña que se recibe el primer día que visitas la ciudad, y es cuando  piensas que "los alcoyanos son mayoritariamente gais", se acaba perdiendo en el día a día.
Porque, tened en cuenta,  que las Fiestas de esa zona de España no nacen en una semana.  Desde pocos días después de la finalización de los días de asueto, empiezan las reuniones, y durante todo un año se va ahorrando, invirtiendo y preparando las celebraciones del año siguiente. Quizá por eso los "sentimientos" están completamente arraigados en la forma de ser de estas gentes.
Para realizar este reportaje fotográfico hemos solicitado la colaboración de muchos alcoyanos.  Y no ha sido fácil.  Tanto el traje de cristiano como el de moro nos los han "cedido", con dos condiciones indispensables.  La primera, que el traje hay que cuidarlo, cosa lógica, y la segunda, una prohibición tajante  a que digamos en ningún momento quién es el dueño.  ¿Miedo a los compañeros de Filá? ¿Miedo a las habladurías?

     
 
Y lo de los modelos quizá todavía ha sido más complicado.  Y es que nos ha sido completamente imposible encontrar a dos alcoyanos que se atrevieran a  participar. Todo hay que decirlo, una parte importante de la sociedad alcoyana "quiere que las Fiestas se mantengan sin cambios". Es decir, las mujeres sin pleno derecho en todos los actos de las fiestas, y de paso, las parejas del mismo sexo, pues, ¿qué?  Ya os lo imagináis. Quizá los hombres festeros podrían llevar a sus maridos, pero lo de las mujeres, es mucho más complicado.  Y algún caso ha sucedido, pero los propios afectados "prefieren no publicitar el desaire".

 
Pero sigamos.  Gente que apoya este reportaje, o incluso, homosexuales "visibles" de Alcoy, han preferido no participar en la realización de estas fotografías.  Problemas con la familia, con el trabajo incluso... las excusas han sido muy variadas. Pero estos "miedos"  no son exclusivos por  un tema de "homofobia" social alcoyana, que afirmamos que no existe a nivel general, son  "fobia festera al que dirán".  Y aquí lo mismo es ser gay, hetero que asexual.

  
 
Finalmente conseguimos que Antonio Miracle y Mario Domech, siempre dispuestos  a participar en cualquier cuestión que les planteemos, posaran para la realización de las fotografias.  
Y como fotógrafo se prestó encantado el  alicantino Angel Castellanos, ya que después del éxito obtenido en nuestra búsqueda de trajes y modelos, decidimos directamente no preguntar en Alcoy. 
     
 
Las cuatro fotografías principales han sido diseñadas por el fotógrafo madrileño  Miguel Rodríguez,  que como es habitual en él les ha dado ese "toque" especial que siempre encontramos en sus trabajos.
Pero, la realización de las fotografias  "en directo y en las calles de Alcoy", mejor no os lo contamos.  Por no dar la "visión" de una tierra extraña.

Alcoy es una belleza de población.  Sus locales de marcha son "impresionantes".  Os podemos asegurar que el tamaño y la decoración de pubs y discotecas  os dejarán perplejos.  Y es que Alcoy es ciudad de artistas, de textiles, de emprendedores, y esto se nota en su día a día, pero también en su "noche a noche".   Una ciudad abierta, donde la gente homosexual no tiene realmente ningún problema extra, y se vive con total normalidad la orientación sentimental de cada persona.  Pero cuando hablamos de "la Fiesta", la Fiesta de Moros y Cristianos, todo se trastoca.
Nos pusimos en contacto con "Fonévol", una asociación que lucha por la incorporación en igualdad de condiciones de la mujer  a todos los actos de los Moros y Cristianos.  Son personas que quieren que hombres y mujeres tengan los mismos derechos y deberes dentro de la "sociedad festera".  Una asociación que es bastante vilipendiada por los "directores" de la Fiesta alcoyana, con los típicos insultos homófobos que aquí no vamos a reproducir.  Parece ser que si una mujer lucha por sus derechos como ciudadana, quiere decir que es lesbiana, y por supuesto no es "lesbiana" la palabra que utilizan. Por esto motivo hemos decidido no incluir su lucha en este reportaje, ya que sabemos que  nuestra opinión  no va a ser bien recibida por algun@s alcoyan@s, y la gente de Fonèvol debe de seguir luchando por sus ideales sin que ningún medio de comunicación las señale con un tema tan delicado como el de la homofobia.

 
Pero en Alcoy, la Fiesta es grande.  Miles de turistas aparecerán este año el primer fin de semana de Mayo, para compartir con l@s alcoyan@s sus Tres Días Grandes de Fiesta.  Y en los Moros y Cristianos todo cambia. La ciudad está completamente transformada, y aunque en este artículo hayamos dado la impresión de una ciudad "homófoba", nada más lejos de la realidad.
Os recomendamos la visita.  Por un tema cultural, por un tema de diversión, por un tema de tradición, y por qué no decirlo, porque "conocer  a un alcoyano o una alcoyana para lo que surja", siempre vale la pena.
Y nos atrevemos a gritar, con todo el respeto del mundo: 
"Visca Alcoi", y "Visca Sant Jordi".
Modelos: Antonio Miracle y Mario Domenech
Fotógrafo: Angel Castellanos
Diseño Gráfico: Miguel Rodríguez.
Fuente:  Nos gustas.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario