miércoles, 2 de abril de 2014

Erecciones Matutinas, ¿Por que ocurren?

“BIP-BIP, BIP-BIP”… La alarma despertador del móvil suena. Todavía  acostado y en trance, estiras la mano, agarras el móvil e intuitivamente apagas la alarma. Justo entonces una parte de ti te anima con gran fervor a dormir un poco más: “Venga, cierra los ojos. Sólo serán 2 minutos más”. Sin embargo sabes que esa parte ya te ha engañado muchas veces, nunca son 2 minutos. Decides apechugar y, empezando a adquirir ya cierto desvelo, te incorporas en la cama justo al mismo tiempo que pareces advertir que tienes dormida una parte de tu cuerpo. Un instante después te das cuenta que no tienes dormido nada: se trata de una erección.
Estoy convencido de que el 99% de los hombres afirmarían haber pasado alguna mañana de su vida,  por una situación similar. Y, posiblemente, como decía Fernando Tejero encarnando a Emilio en una conocida serie televisiva, “el 1% restante mienten”.
¿Pero por qué nos sucede esto? ¿Somos unos depravados que sólo hacemos que tener sueños eróticos? Pues parece que no tiene porque ser así, hay una explicación.
Según Miren Larrazábal, presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología, unhombre tiene de 4 a 5 erecciones en una noche que coinciden con las fases de sueño REM (es la etapa que se caracteriza por un mayor movimiento ocular y en la que hay una alta actividad fisiológica general). Sin embargo, estas erecciones no tienen porqué tener nada que ver con sueños eróticos ni con actividad sexual. Los hombres, especialmente los más jóvenes, podemos despertar con una erección que coincide con alguna de estas cuatro o cinco erecciones que tenemos durante la noche.
Además, las erecciones matinales están influenciadas porque durante el sueño nocturno se elevan los niveles de testosterona, llegando al mayor nivel a primeras horas de la mañana. Esto, juntamente con la gran acumulación de orina en la vejiga (cosa habitual tras 7 u 8 horas sin evacuar) puede estimular una erección.
Por lo tanto, aquellos hombres intrigados por el asunto pueden permanecer tranquilos ya que no significa que sean unos depravados o enfermos sexuales porque, como vemos, las erecciones matinales tienen una explicación fisiológica y no suponen ningún problema. Sin embargo, como detalla la imagen con cierto humor, lo más complicado de estas situaciones es tener que orinar. Inclinarse puede estar bien, aunque otro truco puede ser, si las ganas de orinar nos lo permiten, esperar unos minutos a que el asunto pierda turgencia.
Fuente: Lo que un gay quiere ver

No hay comentarios:

Publicar un comentario