lunes, 17 de marzo de 2014

Tener resaca no afecta a la hora de volver a beber

  • Hay quienes piensan que tener resaca puede hacer que uno tarde más en volver a beber, dado el malestar que ésta provoca, o bien que se recurra de nuevo al alcohol para intentar mitigar estos síntomas.

  • Un estudio de la Universidad de Missouri ha demostrado que en realidad ni lo acelera ni lo retrasa.

resacaSus conclusiones, que serán publicadas próximamente en la revista 'Alcoholism: Clinical & Experimental Research', se basan en los resultados de un estudio con 386 personas (196 hombres, 190 mujeres) que solían beber con frecuencia, a los que se hizo un seguimiento durante 21 días para ver sus hábitos de consumo de alcohol, así como de otras sustancias.
"Resulta sorprendente que los participantes dijeran que sus posibilidades de volver a beber alcohol fueran las mismas, con independencia de si tenían resaca o no"
Durante este periodo se obtuvieron 2.276 episodios de consumo, de los que 463 estuvieron acompañados de una resaca posterior. Sin embargo, como ha reconocido Thomas M. Piasecki, autor del estudio, los resultados muestran como las resacas parecen tener un efecto "muy moderado" sobre el consumo posterior.
De media, los bebedores tardaban solo unas pocas horas en volver a beber después de tener resaca, aunque al compararlo con las veces que no tenían resaca, vieron que el tiempo que pasaba hasta la siguiente copa era similar.
"Resulta sorprendente que los participantes dijeran que sus posibilidades de volver a beber alcohol fueran las mismas, con independencia de si tenían resaca o no", ha admitido el autor del estudio, para quien los resultados demuestran que el consumo de alcohol está marcado por otros factores como el día de la semana, los planes o la oportunidad.
De hecho, había algunos factores que podían incluso condicionar el volver a beber de nuevo más que el malestar ocasionado por la resaca, como los problemas económicos. "Pero las resacas no penalizan a la hora de volver a beber", ha dicho.
Pese a estos resultados, que muestran el pobre papel que juega la resaca en los grandes bebedores, los autores consideran que se trata de un fenómeno que debería ser estudiado en términos generales, para ver las diferencias que puede presentar la resaca en función de quién la padezca.
"Me parece sorprendente que en el estudio del consumo de alcohol no se haya mostrado mucho interés por el estado físico y psicológico posterior del bebedor, ya que puede servirnos para comprender mejor los efectos del alcohol en la salud", ha reconocido Piasecki.
Fuente: Ociogay.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario