martes, 11 de febrero de 2014

Todo lo que tienes que saber del ciclo menstrual

Como mujer siento interés por  lo que ocurre en mi cuerpo. Mi naturaleza es cíclica y así me acepto. Menstruar cada mes nos llena de oportunidades que todas deberíamos saber reconocer y poder aprovechar.
Conocer nuestro ciclo menstrual nos hace poderosas. Nos permite conocernos y organizarnos mejor, porque cada día del ciclo es diferente y nuestras energías también lo son, en lugar de empeñarnos en luchar contra ellas conozcámoslas y podremos sacarles partido. Nuestro actual y vertiginoso ritmo de vida nos mantiene cada vez más desconectadas de nuestro cuerpo y de nuestra esencia. Paremos un momento a escuchar a nuestro cuerpo y dejémonos llevar por nuestros instinto y nuestras necesidades.
Pensemos en un ciclo menstrual de 28 días; este ciclo estaría dividido en 4 partes de 7 días cada una: preovulación, ovulación, postovulación y menstruación.
 Para entenderlo mejor, asemejemos cada una de las partes a una estación del año. Observar la naturaleza y su comportamiento en cada estación nos dará una pista para saber qué debemos hacer en cada una de las fases de nuestro ciclo menstrual.
  • PREOVULACIÓN=PRIMAVERA: FLORECE SIN MIEDO
mirales.es 

Los días que siguen a la menstruación te sentirás renovada y llena de energía. Un nuevo ciclo comienza y tú estarás vigorosa, con fuerza y segura de ti misma. Es la primavera de tu ciclo, donde todo florece y se llena de fuerza y donde  eres más productiva. Es también tu momento del ciclo donde eres más sociable. Es el momento de aprovechar la energía física para avanzar en tus tareas. La seguridad en ti misma está en su momento más álgido, con lo cual son los mejores días para tomar decisiones importantes.
En esta parte del ciclo puedes poner en marcha algunas de las ideas que surgieron en tu etapa más intuitiva, mientras menstruabas. Es tu oportunidad de florecer, cuantas más flores logres sacar en esta etapa más frutos podrán madurar en la siguiente.
  • OVULACIÓN=VERANO: PERMITE MADURAR A TUS FRUTOS
Llegamos al momento del ciclo de mayor fertilidad. En estos días nuestro cuerpo está preparado para ser fecundado y dar vida. Hemos llegado al verano del ciclo, momento de madurar los frutos y de crear vida.
En esta etapa tus energías se vuelven protectoras y podrás sentir que la empatía inunda tu ser. Es el momento ideal para proteger o ayudar a alguien que lo necesite. Si tienes hijos estos días lograrás comprenderles y ayudarles mejor, puedes aprovechar para enseñarles algo o para apoyarles en algún proyecto. Te sentirás amorosa y cuidadora. Momento perfecto para cuidar tus macetas, tus mascotas, tu hogar o tu huerto.
Tu fertilidad no servirá sólo para darte la oportunidad de engendrar un hijo, podrás enfocarla a otras creaciones, trabajos manuales, artesanales etcétera. Tus proyectos e ideas serán también hijitos a los que te resultará fácil dar vida en estos días.
  • POSTOVULACIÓN=OTOÑO: DEJA CAER TUS HOJAS
mirales.es 

Tu cuerpo se prepara para soltar. Del mismo modo que los árboles dejan caer sus hojas, este es un momento idóneo para deshacerte de todo lo que te haga mal: relaciones, hábitos o cualquier tipo de estorbo.
Tu energía empieza a disminuir, a tener altibajos, serás un poco intolerante y bastante exigente. Aprovecha todos estos sentimientos para liberarte de lo que no te gusta sin sentirte culpable. Debes aceptar que estarás inquieta, descentrada, poco sociable y con necesidad de buscar tiempo para ti misma. Tus energías intuitivas aumentan poco a poco.
Días ideales para hacer algún cambio: las hojas viejas dejarán espacio para nuevos brotes, nuevas oportunidades. Esta fase terminará con la llegada de la sangre.
  •  MENSTRUACIÓN=INVIERNO: ESCÓNDETE EN TU CAPARAZÓN
Los días de la menstruación son los días del sangrado, para algunas de nosotras, del dolor de ovarios y del malestar. Te sentirás con muy poca energía física, cansada, descentrada y con pocas ganas de relacionarte con los demás. Llegó nuestro invierno, nuestro momento de recogimiento, de mirar para adentro, de introspección.
La mejor forma de ocupar estos días es descansando todo lo que se pueda, buscando momentos de soledad y de encontrarnos con nosotras mismas. A la vez que sangras eliminas lo viejo y te preparas para una nueva etapa.
Al ser un momento muy intuitivo y espiritual  deberíamos anotar todas nuestras ideas, cualquier pensamiento que se nos revele o cualquier flash que nos haga intuir que mejorará nuestra vida. Porque aunque en esta etapa no tendrás fuerza para llevarlas a la práctica, todas las ocurrencias que tengas en este periodo tan intuitivo serán muy valiosas, no dejes que se pierdan. Cuando acabes de menstruar y comiences el nuevo ciclo llena de fuerza tendrás la oportunidad de materializarlas sin esfuerzo.

mirales.es 

Conocer nuestro ciclo es poder conectarnos con nuestra diosa interior y hacer más fácil y productiva nuestra vida cotidiana. Mujer, apréndelo. Si tienes niñas explícales la primera menstruación como un momento mágico y lleno de oportunidades. Diles que su sangre es la sangre de la vida. Si tienes niños cuéntaselo también, para que puedan entender mejor a sus mamás y a sus hermanas y más tarde a sus parejas y a sus hijas. Porque todos, hombres y mujeres, formamos parte del maravilloso ciclo de la vida.
Mayte Gómez González
Fuente: Mirales.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario