viernes, 17 de enero de 2014

“Póntelo, pónselo pero, ¿dónde lo compro?”

Nos bombardean a todas horas con campañas para la prevención de enfermedades de transmisión sexual en radios, televisión, prensa, internet, etcétera…
mirales.esEl problema llega cuando te conciencias de los riesgos y vas a una farmacia en busca de esa protección. Lo normal es que tengas que recorrer una  farmacia tras otra sin obtener lo que buscas y, a menudo, quienes allí te atienden ni siquiera saben lo que les estás pidiendo.
Todas conocéis lo que nosotras comúnmente llamamos “sabanitas”. Se trata de un preservativo, generalmente usado en el colectivo lésbico, que se coloca en tus partes impidiendo que la otra persona pueda transmitirte una infección o enfermedad sexual. Estas “sabanitas” también son usadas para el sexo oral o “beso negro”, con esto quiero decir que no es algo exclusivo para lesbianas.
Quiero denunciar las dificultades que encuentran las lesbianas a la hora de prevenir enfermedades de transmisión sexual. En algunas farmacias ni siquiera saben para qué es este tipo de preservativo y ni siquiera lo tienen en almacenes, hay que hacer un pedido para conseguirlo. Así, están limitando mis posibilidades  de tener sexo seguro si no he hecho antes mi pedido y de tener “provisiones” en casa. Sin embargo, en todos los bares, farmacias, supermercados, y en casi todo tipo de establecimientos venden condones tradicionales o hay una máquina que te los proporciona (hasta de todos los sabores y colores).
mirales.esComo remedio casero puedes cortar uno de estos condones por la mitad convirtiéndolo en “sabanita” pero el tamaño es menor y, por tanto, el riesgo sigue estando presente.
Me acerqué a una fundación LGTB para contar esto y ellos mismos me dijeron que no era la primera persona que venía a quejarse del problema, de hecho, ellos mismos solicitan estas “sabanitas” pero les proporcionan muy pocas y se agotan enseguida.
Lo único que se me ocurre para evitar poner en peligro nuestra salud es que seamos conscientes de los riesgos que corremos cada vez que nos acostamos con una desconocida y no ponemos remedio. Pero la concienciación no sirve si no podemos acceder a los medios para protegernos. Hay que exigir a las farmacias que proporcionen sin dificultades este tipo de preservativo y hay que insistir en el “Póntelo, pónselo”. Que no nos discriminen, porque hasta para coger enfermedades somos igual de humanos.
Bárbara
————————————————————————-
Respuesta de nuestra psicóloga Aida Castaño:
Muchas gracias Bárbara por denunciar esta situación, no eres la primera ni la última mujer que mantiene sexo con mujeres (MSM) que se ha encontrado en la misma vicisitud. Es una situación penosa que, desde muchos colectivos LGTB y personas a nivel particular, se está denunciando. Pero como todo, el mercado manda, y los fabricantes no han visto una acogida muy grande entre el público, lo que se refleja en pocas ventas y, por tanto, en menos puntos de venta. Pero, como bien dices, deja a todas las MSM desprovistas ante las ITS y es por eso por lo que te dejo algunos recursos para que podamos mantener sexo seguro sin problemas.
mirales.esComo bien has dicho, los condones tradicionales se pueden cortar y abrir y nos suponen una medida paliativa. Mejor eso que nada, ¿no? Otra opción son los condones femeninos, ya que parte de este al introducirlo queda por fuera, cubriendo los labios y permitiendo el sexo seguro. Pero, al igual que las barreras de látex (las llamadas “sabanitas”), son difíciles de encontrar. Lo que nunca recomendaría es el papel film, ya que es poroso y los fluidos podrían traspasar, no protegiendo en absoluto.
Para encontrar tanto las barreras de látex como los preservativos femeninos hay varias opciones:
  1. Hacer el encargo en la farmacia y acumular provisiones.
  2. Ver si alguna asociación cercana LGTB tiene suministros y puede facilitarnos alguno.
  3. Comprarlos en jugueterías eróticas. Cada vez más jugueterías (no así los sex shops) tienen barreras de látex para practicar sexo oral a mujeres (los heterosexuales también deberían contar con alguna en su haber) y podéis adquirirlas tanto en sus locales (especialmente aquellas que podáis desplazaros a grandes ciudades que es donde habitualmente hay) como en sus tiendas online. Si no conocéis ninguna, poneros en contacto conmigo y os paso el nombre de algunas de ellas.
 Gracias por denunciar esta situación, entre todas iremos cambiando las cosas. ¡Por el sexo seguro entre mujeres!
Aida Castaño
Visita mi blog A Vueltas Con El Sexo
Fuente. MiraLes

No hay comentarios:

Publicar un comentario