lunes, 27 de enero de 2014

La llegada de lo 'ciberqueer'

  • La interacción entre las nuevas tecnologías, ordenadores, internet, redes sociales, y las cuestiones de género y diversidad sexual, salvo contadas excepciones, no han sido hasta ahora objeto de mucha atención en España.

  • Para mucha gente de diferentes países el ciberespacio es un espacio de lucha sociopolítica, redefinición de la identidad o búsqueda del anominato.

ciberqueer El mito de la torpeza de las mujeres hacia las nuevas tecnologías se ha desmontando casi definitivamente. La tecnofobia no tiene ni género, raza ni sexo. Aunque las computadoras nacieron, en parte, ligadas al mundo militar y lo masculino en el ámbito escolar ya son muchas las mujeres que hacen uso frecuente de las nuevas tecnologías y también el colectivo LGTB el que muchas veces, en lugares aislados, encuentra en su computador su única herramienta de reivindicación, aprendizaje, comunicación o relaciones.
La historia de la informática nos ha mostrado con figuras como Ada Lovelace o Alan Turing que, a pesar de los condicionamientos de la época, nunca fue algo ajeno a gays, lesbianas, trans o mujeres en general.
Por supuesto existe el peligro del ciberarmario, es decir la careta permanente, pero las tecnologías de la comunicación ya han mostrado que pueden servir para luchar contra la violencia represiva, en casos como los de Rusia, o para hacer visibles realidades cambiantes en muchos países.
Las redes sociales pueden ser un espacio simplemente lúdico pero también ofrece posibilidades nuevas a la hora de repensar las formas de enfrentarse al capitalismo tardío y el heterosexismo cotidiano.
Estudiadas sobre todo por mujeres como Sadie Plant o Donna Haraqay la comunidad LGTBQ de todo el mundo se da cuenta de las posibilidades y peligros que ofrece Internet en un momento de crisis económica, estafa bancaria y recorte de derechos civiles, abaratando las formas de activismo o asociacionismo y denunciando agresiones u ofensas simbólicas que también se reproducen en el ciberespacio. Además del desafío a identidades prefijadas.
Fuente: cascaramarga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario