martes, 31 de diciembre de 2013

Objetivos de Año Nuevo. ¿Cómo hacerlos realidad?

Los ritos de paso son fundamentales en el ciclo vital de todo ser humano. Existen en todas y cada una de las culturas y tribus de esta tierra.
Si has decidido que, después de año tras año de deseos y promesas que han quedado en el vacío, este año no quieres ni uvas, ni anillo en el champán, ni bragas rojas nuevas, te proponemos una forma diferente de prepararte para el nuevo año: coger las riendas de tu destino.
En 2014, sal de la zona de confort.
confort
En nuestra sociedad, el fracaso y el rechazo tienen un peso excesivamente dramático sobre nuestra autoestima. Sin embargo, como decía Kennedy: “Sólo aquellos que se atreven a tener grandes fracasos, conseguirán grandes éxitos”. Avanzar en la vida implica arriesgar. Arriesgar implica salir de nuestra zona de confort y vivir sendos fracasos.
La zona de confort es aquella donde nos sentimos seguros, cómodos. Esa relación que ya no funciona, ese trabajo que no nos gusta, etcétera. Son nuestros miedos los que delimitan los límites de nuestra zona de confort. Nuestro miedo a hablar en público, a quedarnos solos, a quedarnos sin dinero… Esos miedos nos paralizan y nos reducen a nuestra zona de confort. Tómate 5 minutos para ver este maravilloso vídeo sobre el tema que nos ocupa, valdrá la pena:
Para este nuevo año te recomendamos que busques algún aspecto de tu vida que desearías cambiar o expandir. Tal vez quieres conocer gente pero te da miedo no gustar, o quieres declararte a una chica pero temes ser rechazada. Tal vez quieres vivir en otro país pero te da miedo perder a tus amigos. Como estas hay infinitas posibilidades. ¿Te das cuenta como evitar el fracaso te imposibilita cualquier éxito?
Comienza asumiendo pequeños retos al respecto. Muchos acabarán mal, pero entre ellos habrá logros, y serán ambos, éxitos y fracasos, los que te harán avanzar hacia tus objetivos y liberarte de tus miedos. Si pierdes el miedo a perder, automáticamente, tienes todas las de ganar.
“Arriesgarse es perder el equilibrio momentáneamente.
No arriesgarse es perderse a uno mismo”.
Kierkegaard.
Fuente: MiraLes

No hay comentarios:

Publicar un comentario