jueves, 26 de diciembre de 2013

Las 10 peores películas de 2013

Una sugerencia sobre títulos que no debes rescatar en DVD ni internet
Naomi Watts en "Diana"
Escena de "Diana"
La gran pantalla ha tenido un año bastante fructífero, pero ha habido algunas películas que no han cumplido con las expectativas generadas o que, simplemente, se estrellaron contra las negativas de público y crítica. Estas son las 10 peores películas de 2013.

1. “La jungla: un buen día para morir”. Se celebraba el 25 aniversario de la primera entrega de “La jungla de cristal”, una de las mejores películas de acción que dejó el siglo XX. Sin embargo, la forma en la que Bruce Willis decidió conmemorarlo  fue la peor posible: realizar la peor entrega de la saga, donde todos los elementos que hicieron famoso al film han desaparecido. Poca acción, menos sangre y escaso sentido para la quinta parte de la jungla. Uno de los mayores fiascos del último año.

2. Diana. En sus 36 años, Diana de Gales experimentó la celebridad, la realeza, el escándalo, el romance, el matrimonio y la maternidad a los ojos del público. Una historia real rica  en elementos que se queda en nada en su adaptación cinematográfica. Aunque Watts no lo hace mal como Diana, el resto de componentes del film no acompañan a la encarnación de la princesa. Un largometraje que pudo ser y no fue.

 

3. “Niños grandes 2″. Sería raro que en una lista con las peores películas de 2013 no apareciera un trabajo de Adam Sandler. Evidentemente, “Niños grandes 2″ vuelve a catapultarle hasta los peores films del año. Humor limitado, bromas explotadas hasta la extenuación y Adam, que ya de por sí es un argumento para no ver una película. Las peores películas de 2014 le reservarán otro sitio de honor, seguramente.

4. “R.I.P.D. Policía del más allá”. Uno de los presupuestos más generosos para uno de los peores resultados de todo 2013. Nada menos que 150 millones de dólares fueron a parar a las manos de Robert Schwentke, que que no consiguió encontrarles un buen uso. Desde la horrible adaptación del cómic original, pasando por el estrafalario diseño de las criaturas y el horrible binomio entre Jeff Bridges y Ryan Reynolds, nada se salva en R.I.P.D.

5. “La gran boda”. ¿Quién diría que juntar a Robert De Niro, Diane Keaton, Susan Sarandon y Robin Williams terminaría dando como resultado uno de los peores films de 2013? 

 

La realidad es que esta película es un flojo remake de la comedia francesa “Mon frère se marie”, con la que poco o nada tiene que ver en su puesta en escena. Una “comedia” de 90 minutos que en ningún momento un mínimo placer a la audiencia.

6. “La huésped”. Una gran cantidad de películas protagonizadas por “jóvenes adultos” han tratado de llenar el hueco dejado por la franquicia “Crepúsculo”, y casi todos ellos han fracasado. La huésped es otro intento fallido de captar al público adolescente, tremendamente caprichoso en sus gustos cinematográficos. Ni la historia, ni los actores son capaces de mantener la atención. Un fracaso en toda regla.

7. “Paradise”. Tras sobrevivir a un accidente aéreo, Lamb Mannerheim, una joven conservadora y creyente, acude a la congregación de su pueblo para renunciar a su fe y a Dios. El shock sufrido le empuja a marcharse a Las Vegas, para dejarse llevar y disfrutar del momento. Ese es el pobre argumento de Paradise, que cuando es llevado a cabo no provoca nada más que escepticismo. Dura de ver, imposible de aguantar.

 

8. “Ayer no termina nunca”. Isabel Coixet tiene sus detractores, pero podemos prometer que no nos encontramos entre ellos. Sin embargo no cabe más pretenciosidad en una película que en su último estreno. Incluso a dos actores tan solventes como Candela Peña y Javier Cámara les puso muy difícil mantener la verosimilitud con semejantes impostados diálogos ambientados en una España post crisis en 2017.

9. “Los amantes pasajeros”. El fracaso es mayor cuantas más posibilidades tiene un director. Nadie duda que Almodóvar ha pasado ya hace tiempo a los libros de historia universal del cine, pero su esperada vuelta a la comedia fue un auténtico fiasco. No solamente se muestra oxidado para mantener el tipo durante 90 minutos, sino que su visión de la homosexualidad, más que petarda, es, directamente, casposa.

10. “Volver a nacer”. Fue uno de los primeros estrenos europeos de 2013 y nos volvió a producir el mismo sonrojo que en el anterior Festival de San Sebastián. Sergio Castellito convierte esta historia ambientada en la Guerra de Los Balcanes en un culebrón que no hubieran aceptado en Venevisión. Penélope Cruz hace lo imposible por mejorarlo con una de sus mejores interpretaciones, pero no puede con todo.
Fuente: Ociogay.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario