viernes, 15 de noviembre de 2013

Derroche de testosterona: los chulazos que hacen de Israel un destino gay

Derroche de testosterona: los chulazos que hacen de Israel un destino gay 
Israel nos está malacostumbrando. No sabemos si es el clima o el terreno, pero lo cierto es que es la “tierra prometida” más fértil para criar chulazos. Están por todas partes: en los bares, en las terrazas, en las oficinas, en la playa, en las construcciones, en las calles, en los taxis o en el campo. Están muy, muy, muy buenos.
La dieta mediterránea seguro que influye mucho en que nos encontremos esculturas como estas en Tel Aviv, Jerusalén o cualquier otra ciudad del país. La aridez de la zona y la intensidad con la que impacta el sol en sus músculos dan a los israelíes un tono de piel precioso, brillante y bronceado. El negro intenso de sus vellos y la oscuridad de sus miradas los hacen inmensamente deseados.

También puede tener algo que ver el hecho de que todos los hombres de Israel tienen que pasar obligatoriamente por el Ejército, en una “mili” que dura tres años. A los cuarteles llegan jóvenes de 18 años y salen hombres de 21 con cuerpazos contorneados, brazos como vigas y pelo en pecho –¡y qué pechos!—. Todo un derroche de testosterona que se siente a kilómetros.

Vamos a darle un repaso a algunos de ellos. Aunque lo que más nos apetezca es que nos lo hagan ellos a nosotros.


Eliad Cohen. Teníamos que empezar por nuestro dios israelí. Que además es abiertamente gay. Reclamado en todos los grandes Orgullos del mundo, es la imagen del de Tel Aviv. Es el organizador de la PAPA Party, una de los festivales gays más famosos del mundo.




Almog Gabai. Es entrenador personal. Pero antes que eso, es un dios. Merece la pena visitar su perfil de Instagram. Porque no sólo es una cara bonita en un cuerpo brutal. También es carismático, y la cámara de fotos lo adora. Y él la adora a ella: es fotógrafo y diseñador gráfico.







Guy Lubelchik. También es de Tel Aviv. Modelo de ojos rasgados y rasgos prominentes, que trabaja para la Yuli Group, una de las agencias de modelos más importantes de Israel.




Jonathan Agassi. Se dedicaba a la moda hasta que decidió cumplir su sueño: ser actor porno gay. Digamos que es como el Martin Mazza israelí, pero al revés. Junto a la travesti Arisa, ha participado en campañas de televisión de lucha contra el Sida.
Fuente: Ragap
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario