lunes, 18 de noviembre de 2013

Cómo tener sexo gay en otoño sin morirte de frío

Cómo tener sexo gay en otoño sin morirte de frío 


Lo avisaron y acertaron. Aunque no sea algo habitual, las previsiones meteorológicas anunciadas para este fin de semana, alertando del descenso de las temperaturas, se han cumplido. Media España ya está cubierta de nieve y la otra media tiritando de igual manera con un frío que pela. Y en RAGAP nos preocupa muchísimo que el frío ponga en peligro vuestras relaciones sexuales de pareja.

Muchos esperaban con ganas este cambio de tiempo. Por lo menos para sacar por fin la ropa de abrigo y no estar vistiéndonos y desvistiéndonos continuamente por los cambios de temperatura que veníamos viviendo hasta ahora. Pero la llegada del frío no solo trae consigo resfriados y tiritonas. Las peores consecuencias de este otoño invernal amenazan con congelar la pasión de muchas parejas.

Se podría pensar que el frío invita a abrazarse y a acurrucarse entre mantas, dándonos calor corporal a base de abrazos y piernas entrecruzadas. Pero no siempre estos arrumacos terminan en sexo. Para encender una buena hoguera, hace falta un poco más de fricción para que las chispas que salten enciendan la yesca. Pero los dedos de los pies y de las manos se entumecen con las bajas temperaturas. Y si uno no es un auténtico superviviente, puede perder toda opción de mantenerse sexualmente activo durante esta época del año.

Si no queréis entrar en un letargo sexual que lleve vuestra relación a invernar durante meses, os recomendamos unos consejos básicos para entrar en calor cuando estáis en casa:


Ande yo caliente, ríase la gente

Lo primero de todo es comenzar ya a poner la calefacción. Aunque nos reviente tener que pagar más en las facturas de la luz tan pronto, que por lo menos sea por una buena causa. Con la casa calentita, es más fácil todo lo demás. Acercaros bien a la estufa y que la temperatura suba también por el cuerpo. El resto, es cosa vuestra.


Un buen lingotazo de aguardiente que me caliente

Otra cosa que ayuda muchísimo es tener a mano una botella de algún licorcito rico. Las cremas de orujo, un buen whisky o unos sorbitos de tequila son una gasolina muy agradecida para el body. No queremos que os convirtáis en el nuevo Boris Yeltsin español, pero un lingotazo de vez en cuando aviva mucho el deseo y cualquier excusa es buena para celebrar el amor.


Una decoración sugerente
Por último, y no por ello menos importante, crear un ambiente cálido también es una buena opción. No decimos que llenéis la casa de ñoños adornos navideños que para eso ya habrá tiempo. Pero unas alfombras de pelo en el suelo, unos cuadros eróticos, unas mantas con un toque fashion para los sofás y un nórdico lo más sugerente posible, pueden transformar los rincones más fríos del hogar en lugares que invitan a hacer el amor apasionadamente.

Y hasta aquí nuestros sexi-consejos de hoy para que tengáis sexo gay en otoño sin morir de frío en el intento. Estar atentos a próximas ediciones, seguro que os sorprenderemos.
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario