lunes, 7 de octubre de 2013

¿Está bien visto que los maduritos se echen novios más jóvenes?

¿Está bien visto que los maduritos se echen novios más jóvenes? 

¿Te enamorarías de un hombre mucho más mayor que tú aunque supieras que está sin blanca?. Si se trata de un personaje famoso, la sombra de la duda siempre estará presente. Uno de las últimos historias más escandalosas os lo contamos en Ragap sobre el septuagenario Calvin Klein y su joven novio ventiañero, el ex actor porno Nick Gruber, una relación que se rompió en abril de 2012 pero es de esas tramas que nos recuerdan a la película ‘My Fair Lady’ pero sin el aura de glamour y con tintes descarnados y morbosos.



Por desgracia, conocemos muchos casos tristes con argumentos similares: Un hombre mayor ‘rescata’ de la mala vida a un jovencito, lo convierte en su protegido, le da estudios y una educación. En el transfondo hay una sórdida historia de celos, cuernos, drogas y paso por centros de desintoxicación. En definitiva, una historia más de amor-odio y lesiva auto-destrucción por parte de ambos. En el caso de Calvin Klein, la noticia salió a la luz pública después de la entrevista que le realizaron a Gruber, quien amenaza con publicar sus memorias.

Los comentarios más mordaces y ácidos siempre han llovido sobre aquellos famosos que han decidido ponerse el mundo por montera y a pesar de estar entrados en años, se han echado novios a los que les duplicaban o triplicaban la edad. Cuando se trata de señores mayores con chicas más jóvenes se les pone un calificativo ‘viejos verdes’ y a ellas ‘caza-fortunas’. ¿Qué pasa cuando se trata de un hombre maduro y un chico más joven?.


Algunos ejemplos ilustrativos están triunfando en el cine, como ya os contamos en Ragap. El último de ellos, lo tenemos con descarnados detalles en la película ‘Behind the Candelabra’ sobre la vida del extravagante y brillante pianista de éxito de la década de los 50 a los 70, Walter Liberace y su jovencísimo amante y chofer, Scott Thorson, con el que ejercía de tutor, amante, padre o amigo en función de sus distintos estados anímicos del que se encapricha y con el que entabló una relación durante cinco años. Otra historia con tintes realmente tristes.


Otro caso extremo que conmocionó al mundo en 2011 lo protagonizaron el jovencísimo modelo portugués, Renato Seabra, y periodista del corazón, Carlos Castro, de 65 años. El joven asesinó a su amante y le mutiló los genitales con un sacacorchos en su afán por curarle los ‘demonios y virus homosexuales que tenía dentro’. Fue un crimen sangriento que sucedió en el hotel Intercontinental de Nueva York. Un jurado de Nueva York le declaró culpable, a finales del año pasado, de asesinato en segundo grado.


El año pasado, la estrecha amistad que tienen el actor argentino, Julián Gil, y el archifamoso compositor y cantante, Juan Gabriel, levantaba el rumor de que podrían ser más que amigos, según publicó la revista mexicana FAMA. Sin embargo esto no fue del agrado del actor quien reaccionó molesto en su Twitter: “Pendejos…Sin oficio periodistas baratos”. En Ragap titulábamos: Julián Gil, ¿nuevo novio de Juan Gabriel?.


Pero no todos los casos tienen que tener una historia trágica aunque acaben mal. El pasado fin de semana ha saltado a la luz pública que el diseñador de moda y chulazo de 50 años, Marc Jacobs, se separa de su novio y estrella del porno brasileño, Harry Louis. Comenzaron a salir en 2011 pero parece que su relación no ha cuajado. Harry alega que la distancia entre ellos y la imposibilidad de compaginar sus apretadas agendas de trabajo han terminado por dinamitar su relación
 Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario