viernes, 25 de octubre de 2013

Cómo estimular sexualmente a tu hombre cuando no tiene ganas

Cómo estimular sexualmente a tu hombre cuando no tiene ganas 


La monotonía, los problemas en el trabajo, la ansiedad por no llegar a fin de mes… estos pueden ser algunos de los motivos que están detrás de la inapetencia sexual de tu pareja. Las parejas homosexuales se enfrentan a los mismos problemas (y algunos más añadidos por su orientación sexual) que el común de los mortales. Pero si no quieres que tu hombre busque en brazos de otro lo que ya no hace en casa, en RAGAP te damos algunos pequeños consejos para encender la llama del deseo antes de que se apague del todo. Porque reconozcámoslo, cuanto más tiempo pasemos sin sexo, más posibilidades de fracaso tendrá nuestra relación.





Vísteme despacio que tengo prisa
Divertirse en el sexo es tan importante como hacerlo en la vida misma. Pero hablamos mucho de lo que haríamos y, a la hora de la verdad, nunca lo ponemos en práctica. No está de más hacer realidad alguna de las fantasías más clásicas que siempre funcionan. De eso saben mucho en la cultura leather. El cuero ha sido, es y será uno de los materiales más eróticos. Y un hombre cubierto de cuero negro apretándole las nalgas es una tentación a la que pocos se resistirían.





Después de una buena comida, toca un buen postre
La mejor forma de comenzar una buena velada siempre ha sido sentarse a la mesa. Salir a comer o cenar fuera es una costumbre que debemos practicar siempre que el bolsillo lo permita. Pero cuando estemos en casa, aprovechemos la hora de la comida para volver a conquistar a nuestro hombre. Siempre se ha dicho que a nosotros se nos conquista por el estómago, y esmerarse en la cocina para que nuestro almuerzo o cena sea algo especial, es un buen argumento para terminar tomándose el postre en la cama.



Como no hay nada en la tele, ¿vemos una película?
Si disfrutamos a solas de la pornografía, ¿por qué no hacerlo acompañados? Una cosa es que tu chico no tenga ganas de hacer el amor contigo, y otra bien distinta, es que no autosatisfaga sus necesidades. Por eso, proponerle ver una peli subidita de tono que, por casualidad, ha llegado a tus manos, puede ser una opción tan válida como otra cualquiera si termináis siendo los protagonistas de la acción.
Fuente: Ragap



No hay comentarios:

Publicar un comentario