jueves, 26 de septiembre de 2013

Modernas que confunden

Camisas de cuadros, botas, vaqueros, tatuajes en los brazos, piercings, cortes de pelo muy masculinos, chaquetas de traje… Son algunas de las prendas y estilos más lésbicos que podemos encontrar en una mujer  “moderna”. Las camisas de cuadros han pasado de ser de leñadora a formar parte de las nuevas tendencias de otoño-invierno 2014; el pelo con tupé se convierte en el más demandado, cuando antes al subir al autobús sentías que cien ojos te observaban a la vez. Ha llegado la modernidad, el mundo moderno, que parece que nos acerca un poco más a la igualdad, prototipos que se pierden, etiquetas con palabras medio borradas y muchas más complicaciones para nosotras.

mirales.es 

¿Alguna vez os habéis cruzado con una chica de este estilo y el radar se ha encendido? Sí, efectivamente, se activa sin parar cuando salimos a la calle, pero, ¿cómo sabemos que está en lo cierto? Todo se vuelve muy confuso: puede que sea lesbiana o puede que sólo sea heterosexual pero a la última en moda. Es curioso, las etiquetas son algo que sin querer ponemos en las personas; como si se tratara de una camiseta en un escaparate. La forma de vestir ha evolucionado a lo largo de la historia en las lesbianas y siempre ha servido para que los demás nos identifiquen. El estilo, la pasión por la moda es libre y está claro que ahora las tendencias han girado para mostrar al mundo que no es tan malo llevar ropa de hombre o masculina, no por llevarla te vas disparada a la sección “bollera” de una tienda de ropa. ¿No conocéis esa sección? Hace unos años escuché a un grupo de chicas comentando que Pull & Bear tenía una zona de ropa muy “de tortillera”, imaginar mis oídos en ese instante; una amante de la moda y de esa tienda que igual que se pone un vestido de noche, va con camisetas de hombre y sudaderas. Y en este momento mientras leéis este artículo intentad contestar: ¿qué ropa es lésbica? Y, ¿qué corte de pelo? ¿Qué mujer con estilo es lesbiana?

mirales.es 

Una de las formas de averiguar si una mujer moderna entiende es hablar con ella, ya sabéis que nosotras tenemos un don para eso. Pensándolo bien, creo que es la única forma. Todo este tema es una gran ventaja, ya que las tendencias son de nuestro gusto (botas estilo soldado, pantalones negros y chaquetas de cuero, americanas, camisas de todo tipo, color azul eléctrico, mochilas, etcétera); sin embargo, muchas madres han encontrado una excusa perfecta para no nombrar la orientación sexual de sus hijas: “¡Mi Ana es que es muy moderna!” Lo que no saben es hasta qué punto puede llegar su modernidad.
Tranquilas, chicas, a pesar de que nos digan que Rihanna y Miley Cirus, entre otras famosas modernas, son heterosexuales, y aunque muchas mujeres engañen cuando se cruzan con nosotras por la calle, nadie sabe si nuestro radar realmente se equivoca. Quizás sólo deberíamos limitarnos a no pensarlo: actuemos como iguales, cualquiera nos puede sorprender mañana, como hicieron en su momento Elena Anaya o Sandra Barneda.
Fuente: MiraLes

No hay comentarios:

Publicar un comentario