miércoles, 18 de septiembre de 2013

Manual del sexo exprés y del buen ‘cruisista’

Manual del sexo exprés y del buen ‘cruisista’ 
 Hay dos ingredientes que hacen del cruising una práctica única: el anonimato y el morbo. Ni sabes, ni te interesa saber con quién vas a tener un encuentro esporádico, lo que le pone más excitación a la situación y juegas con la emoción de que te pueden pillar en cualquier momento o que puedes ser observado por desconocidos, lo que añade más intensidad al encuentro de sexo gratis y esporádico. En el ‘cancaneo’ juega un papel fundamental las ‘quedadas’ por Internet. Existen multitud de portales que te ‘señalan’ los lugares más populares donde practicar cruising en cualquier parte del mundo. La red se convierte en la herramienta perfecta para saber dónde y cuándo acudir a experimentar esta modalidad sexual.

Para aquellos que les apetezca probar experiencias nuevas, os contaremos que existen varios tipos de usuarios de esta práctica. Están los ‘aventureros’ que son aquellos que se acercan hasta un lugar público del que han oído hablar y se dejan llevar por el factor sorpresa o los ‘ilustrados’ que son aquellos que prefieren informarse previamente en ciertas páginas web para saber un poco lo que se pueden encontrar en algunos sitios. Después están los ‘comentaristas’ que son aquellos que después de haber recorrido algunos de los rincones más populares del cruising comparten con otros usuarios sus puntos de vista, opiniones y sugerencias aportando más lugares a la lista. No son perfiles encasillados ya que, en un momento determinado, cualquier ‘cruisista’ puede intercambiar su rol
 Lo cierto que fue un cura, el de Churra, el que nos abrió, sin quererlo, los ojos a esta práctica que parecía estar oculta para la opinión pública y hubo interesantes iniciativas como la de la revista Spartacus Traveler para señalar a esta pequeña localidad murciana en el mapa del turismo de cruising. Por cierto, hace unos días, la Policía Científica confirmaba que el vídeo en el que se muestran imágenes de contenido sexual y en la que una de las dos personas que aparecen fue identificada como el entonces párroco de Churra no fue manipulado, por lo que el sacerdote se enfrenta ahora a un posible delito de denuncia falsa ya que negó haber estado en el paraje de Coto Cuadros, donde fueron captadas las imágenes y donde suele frecuentarse el cruising. Ya sabéis que si os atrevéis a dar el paso os podéis encontrar con desagradables sorpresas, así que, ante todo, prudencia.

 


Aunque la práctica del cruising entraña improvisación y libertad absoluta, desde Ragap hemos elaborado un manual práctico para los que quieran experimentar:
1. Un buen cruisista siempre va provisto de profilácticos para el pene y la boca. No sabes con quién te vas a relacionar. La prevención será tu ‘pan de cada cruising’.
2. El cruisista perfecto no habla, actúa. Es sencillo: Vini, vidi, vinci (Fui, vi y vencí). Esta frase de Julio César cobra total vigencia. Vas a lo que vas, pruebas sólo lo que quieres y cuando acabas, te vas.
3. La comunidad debe crecer y expandirse así que el buen cruisista debe compartir experiencias. No se trata de que cuentes tus relaciones íntimas sino que des detalles de lo que te pareció el lugar y del ‘ganado’ que te encontraste allí.
4. Usa los foros como el ‘pan nuestro de cada día’. No sólo te servirán para ampliar tu cartera de ‘posibles’ sino que te servirán de guía para localizar los lugares recónditos o para conocer los horarios de pasada de los vigilantes en caso de que la zona esté controlada. Tranquilo porque en la red todo el mundo miente y si es sobre sexo mucho más.
5. Haz el amor y no la guerra. Pasa de aquellos que te digan que eres un ‘salido’ o un ‘pervertido’. No le haces daño a nadie y, de paso, te pegas tus buenos homenajes.
6. Cualquier hora del día es excelente para practicar cruising sólo hace falta que tú tengas tiempo y busques la ocasión. El cruising es como una farmacia de guardia, abierta las 24 horas.
7. Playas de nudistas y piscinas, bosques y parques, parking de las áreas de servicio de las autopistas, urinarios públicos de algunos grandes almacenes, sex -shops,… Santifica los lugares en los que vas a practicar cruising y recuerda que no hay lugares malos sino hombres inexpertos.
8. En el cruising el papel ‘activo’ y ‘pasivo’ son intercambiables. Unas veces recibes y otras te da, todo depende exclusivamente de tus preferencias.
9. Todo el mundo tiene derecho a una buena felación, al menos, un par de veces en la vida. Las felaciones son, junto con las lentes de contacto y las escaleras mecánicas, uno de los mejores inventos de la historia.
10. Recuerda que esta práctica es para osados. Te pueden ver, te pueden pillar, te pueden fotografiar… tanto si eres cura, como si no lo eres. Ahí está el riesgo. Y el morbo.


¿A nadie se le ha ocurrido inventar un turismo de cruising, lo mismo que existen otros segmentos para otro perfil de viajeros?. Sólo que los que se apuntaran tendrían la posibilidad de tener un guía que les llevara a los lugares ‘estrella’ y hasta convocar ‘quedadas’ por Internet para una ubicación concreta.

Si te interesa el tema, aquí tienes algunas páginas en español donde poder informarte de esta modalidad de sexo rápido, gratuito y esporádico. En la red podrás encontrar muchísimas más clasificadas por las zonas en las que te muevas o por donde vivas:

www.mispecados.net/cruising. Lo tienes todo, hasta definiciones y mapas a tutiplén.

Si lo que buscas son zonas de ‘cancaneo’ en la zona sur de Madrid, pincha sobre este enlace.

Y uno más sobre las zonas más populares de cruising en Madrid.

Hasta en el Google Maps puedes encontrar las zonas más populares de cruising en España.

En Adoos.es te invitan a que conozcas los puntos ‘mas calientes’.

Aquí tenéis otra web donde consultar más información sobre cruising en España.
Fuente: Ragap



No hay comentarios:

Publicar un comentario