miércoles, 7 de diciembre de 2016

Las lesbianas también podemos contraer VIH

lesbian-in-bed 


A veces por ser lesbianas nos creemos inmunes a enfermedades y nos aventamos a tener sexo sin protección y sin pensar en las consecuencias que nos puede traer. Ser lesbianas no nos excluye de tener sexo con mujeres u hombres y ser susceptibles al contagio de VIH, si bien las cifras de contagio son menores hoy queremos hablar sobre los escenarios posibles por los cuáles una mujer lesbiana puede contraer VIH.

1. Sexo sin protección

Imaginemos que sales con una chica que tuvo a su vez sexo sin protección y ella no está enterada, si te lanzas y no te cuidas, las secreciones vaginales pueden transmitirlo sin dificultad. Es importante tener a la mano guantes, algún condón, diques dentales o armar un kit de protección si vas a salir con alguien, piensas ligar o si crees que será una noche de suerte, no olvides llevar algo para protegerte.

2. Por hacerlo en días con la menstruación

También es posible disfrutar del sexo mientras se está en esos días pero la sangre es la vía de transmisión principal del virus, por tanto podría considerarse una conducta de riesgo mayor hacerlo así sin protección. Una cortada pequeña en los dedos (penetración) o en la boca (sexo oral) pueden ser el conducto para contraer VIH.

3. Monogamia vs. Promiscuidad

Tener muchas parejas sexuales y no protegerse aumenta el riesgo. Por el contrario como la monogamia puede dar cierta seguridad pero al mismo tiempo tampoco estamos exentas a una infidelidad, ya sea con hombres o mujeres.

4. Compartir jeringas, navajas, agujas u objetos cortantes

Imaginemos que ambas se enferman, una le puso el cuerno a la otra y se les ocurre compartir jeringa; otro caso posible es el uso de drogas como la heroína u otras inyectables; o tatuarse con la misma aguja, como ya mencionábamos la carga viral de la sangre es mayos y el riesgo es alto.

5. Violaciones

Es horrible, pero como mujeres somos más vulnerables a la violencia sexual, sabemos que existe el machismo e incluso se nos han impuesto las violaciones correctivas como “solución”, las cuáles pueden hacerse sin condón y darnos esa posibilidad de transmisión.

Nos dueles, humanidad.

El factor cero en las lesbianas es una mentira, también podemos adquirir el virus de inmunodeficiencia humana y ser seropositivas, nuestras probabilidades son bajas pero no son nulas.

La prevención es muy importante, tener sexo seguro ayuda y hacerse una prueba anual solo por si acaso viene bien para nosotras, disfrutemos de una vida sexual plena, por favor.

Por favor, por favor, por favor, cuídense.

Fuente: BTA

No creerás qué país es el que ve más porno gay

pornogay 

El proyecto InformationIsBeautiful ha analizado datos de visionados de porno gay a lo largo y ancho del mundo, descubriendo qué país es el que más afición tiene. El resultado la verdad es que es increíblemente sorprendente. De hecho, el estudio en sí es bastante inusual, ya que se han dedicado a buscar en qué es mejor cada país, y cómo no, alguno de ellos se lleva el record en porno, eso sí, porno gay.

Como decíamos, el resultado es increíblemente sorprendente, no se trata de un occidental, con leyes abiertas y tolerantes, sino más bien de todo lo contrario. Si antaño era Kenia el país con más búsquedas y consumo de porno gay, este año el top se lo lleva ni más ni menos que Pakistan. Ambos países con leyes enormemente homófobas y represivas y una sociedad con numerosos ataques contra el colectivo LGBT.

En Pakistán, ser gay es un tabú. Es más, las relaciones homosexuales están penadas con dos años de cárcel y por supuesto, no hay ningún tipo de protección legal para personas LGBT. Obviamente, no están permitidos ni los matrimonios igualitarios ni la adopción por parte de parejas del mismo sexo, ya que se considera que ambos están en contra del Islam, fundamental en la constitución del país de oriente medio.
info1

Eso sí, podemos estar orgullosos: en el otro lado de la balanza se encuentra España, donde como sabéis el matrimonio gay es legal desde 2005 y se estima que aproximadamente el 88% de su población ven con buenos ojos la homosexualidad.
Fuente: AmbienteG. PinkNews


Love Is Love, el cómic en honor a las víctimas de Orlando

love is love 

Una de las editoriales de cómics más conocida internacionalmente, DC Comics, es la encargada junto a IDW Publishing de publicar Love Is Love, un cómic que saldrá a la venta el próximo 21 de Diciembre y que tiene cómo principal objetivo hacer un homenaje a todas esas víctimas de la masacre de Orlando ocurrida en Junio de este mismo año.

love is love

La publicación constará de 144 páginas donde diferentes autores de gran renombre en el mundo del cómic incluirán diferentes historias de una o dos paginas cada una. Además, todo el dinero recaudado por la venta de esta publicación irá destinado a la asociación Equality Florida, encargada de luchar por los derechos LGTB en el estado de Florida y de dar apoyo, entre otros, a las víctimas del atentado.

Tal como dijo Marc Andreyko, el impulsor de este proyecto, se trata de lo que el pensó una buena idea para comprometerse con la lucha contra la desigualdad y así intentar que estos sucesos nos hagan cambiar para mejor, al igual que hacer que otros también lo hagan, como los creadores de estas historias, entre los que se encuentran Damon Linderof, Olivier Coipel o Phil Jiménez.

Podrás hacerte con Love Is Love por sólo 9,99 dólares y además de estar ayudando a una buena causa, también nos deleitaremos con historias cómo la de Batwoman o el amor entre Harley Quinn y Poison Ivy, entre otras.
Fuente: Mirales MGZ


lunes, 31 de octubre de 2016

España sigue concibiendo la transexualidad como una enfermedad mental

Manifestación Orgullo LGTBI de Valencia, 2016 / EFE 


Salvo en algunas comunidades, a las que se suma ahora Cataluña, las personas trans necesitan un diagnóstico clínico de disforia de género para acceder a la hormonación o a cirugías de reasignación
En España una ley de 2007 requiere esta justificación médica para la modificación del sexo en los registros oficiales

"¿Quién no modifica hoy en día su cuerpo para sentirse mejor?, ¿son todo eso trastornos?", cuestiona el activista trans Pol Galofremás INFO
Un diagnóstico psiquiátrico. Es lo que precisa la mayoría de personas transexuales en España para poder acceder a tratamientos hormonales, cirugías de reasignación o modificación del sexo en los documentos oficiales. Deben acreditar médicamente que sufren disforia de género, un "malestar" asociado a la diferencia "entre el género experimentado o expresado y el que los demás le asignarían".

Es la definición que la Asociación Estadounidense de Psiquiatría hace en el manual de enfermedades mentales de mayor influencia, el DSM. En su ultima edición, de 2012, movió la transexualidad de la categoría de trastornos sexuales a una propia y la renombró. Y aunque la asociación acepta que no es una enfermedad en sí misma, los colectivos LGTBI y activistas trans llevan años pidiendo salir de la llamada "biblia de la psiquiatría".

Lo mismo exigen a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que en la décima versión de la Clasificiación Internacional de Enfermedades (CIE-10) incluye "los trastornos de identidad de género" bajo el epígrafe "trastornos mentales y del comportamiento". Una filosofía que subyace en la mayoría de los países del mundo, también en España. 

La falta de regulaciones o la diversidad de normas dibujan un panorama autonómico desigual. Hay leyes en comunidades como Navarra, País Vasco o Canarias, pero las más despatologizantes, en opinión de los colectivos trans, han sido las recientes de Madrid y Andalucía, que suspenden el requisito diagnóstico. A ello se suma ahora Cataluña, que ha diseñado un nuevo modelo de salud, y próximamente Valencia, que aprobará una norma en este sentido.

Autodeterminación de la identidad 

A nivel estatal, el pasado 26 de octubre la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados aprobaba una proposición no de ley impulsada por Ciudadanos y que apoyaron todos los grupos políticos salvo el PP. En ella se urgía al Congreso aprobar una ley que posibilitara tanto a menores como a adultos trans cambiar el sexo registral en los documentos oficiales sin necesidad de acreditar los requisitos a los que obliga la ley. 
"Es una declaración de intenciones que nos da un poco de luz, pero debe concretarse", apunta Mar Cambrollé, presidenta de la Plataforma por los Derechos Trans. La norma de 2007 establece como condiciones para modificar el nombre acreditar "que le ha sido diagnosticada disforia de género" y que "ha sido tratada médicamente durante al menos dos años  para acomodar sus características físicas a las correspondientes al sexo reclamado". 

En este sentido, el Consejo de Europa adoptó en abril de 2015  una resolución que insta a los Estados a " garantizar que las personas transexuales, incluidos las menores, no sean considerados como enfermos mentales". Amnistía Internacional también ha solicitado que "el reconocimiento de la identidad de género no debe hacerse depender de diagnósticos psiquiátricos", apunta en su informe 'El Estado decide quién soy'.
El borrador que ha elaborado la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (FELGTB) exige la aprobación de una ley estatal que se base en el derecho a la autodeterminación de la identidad de género y que garantice que  "ninguna persona podrá ser obligada a someterse a tratamiento, procedimiento médico o examen psicológico". Quieren asegurarse de que no haya desigualdades según la comunidad autónoma y virar el rumbo hacia la despatologización.

Más allá de avances autonómicos como Andalucía, que permite la modificación registral en la tarjeta sanitaria, o Aragón, que obliga a los centros educativos a tratar al alumnado por su sexo sentido, España sigue contradiciendo algunos parámetros internacionales. Países como Argentina, Dinamarca, Noruega o Irlanda ya han reconocido en sus legislaciones el derecho de que cada persona decida cómo quiere ser tratada legalmente sin necesidad de diagnóstico médico.  

¿Y las operaciones estéticas?

Este cambio de filosofía está basado en un giro del enfoque que, para el activista trans Pol Galofre, parte de asumir que el malestar que puede sentir una persona trans "no es intrínseco". "¿Qué es lo que genera malestar? ¿Su propio cuerpo o la mirada que el sistema nos devuelve de él?", cuestiona. Asegura que generar "tu personalidad en torno a un problema implica pensarte y crecer entendiendo que tienes una patología, algo que merma la propia autoestima".

La ginecóloga Rosa Almirall puso en marcha hace cuatro años en Barcelona el servicio de salud Transit, en el que se ha basado la Generalitat para implementar el nuevo modelo. En su opinión, el papel médico debe centrarse en la escucha y en el acompañamiento porque "la única prueba diagnóstica es su relato de vida". "No me dice nada", concluye sobre el término disforia de género. "Yo como mujer también puedo tener ese malestar, que es social", prosigue.

El relato de ambos se asienta sobre una crítica al binarismo hombre-mujer, a la noción de género y a la idea de que todas las personas trans desean seguir un camino hormonal y quirúrgico predeterminado. Sobre la necesidad de modificar el cuerpo, Galofre se pregunta: "¿Quién no modifica hoy en día su cuerpo para sentirse mejor? ¿Y las dietas, los gimnasios, los blanqueamientos dentales o las operaciones estéticas? ¿Son todo eso trastornos?".

El género, dice, "es una construcción social, si el cuerpo no determinase el género, la gente no tendría necesidad de modificarlo". Galofre pone el acento en la necesidad de ampliar los imaginarios sobre cuerpos diversos en vez de seguir insistiendo en que "estos cuerpos están equivocados y que se arreglan modificándose". "¿Hasta dónde? ¿Hasta cuándo? ¿No sería más interesante trabajar para erradicar las presiones que se ejercen y ampliar los cuerpos habitables?".
Fuente: eldiario.es

Esperando a que cambie mi chico

 pareja gay copy copy copy copy
    “Esperando a que cambie, seguro que algún día lo hará, lo conseguiré”. Pues espérate sentado… Esto es lo que les digo a algunos clientes cuando me hablan de sus parejas o exparejas, relaciones no cerradas, que intentan mantener un hilito de esperanza. Creen que el secreto está en que la otra persona cambie.

¡Qué manía tenemos de querer cambiar a la gente! Y a nuestras parejas ya ni te cuento. No tenemos el poder de moldear a nuestra pareja a nuestra imagen y semejanza, como nuestra pareja no tiene ese poder sobre nosotros, aunque a muchos ya le gustaría. Aparte, estoy convencido que no quieres que nadie te cambie, que respete tu libertad y forma de ser. Pues creo que a tu pareja le puede pasar algo parecido. Tu forma de ver la vida o la relación no es la verdad absoluta, es tu verdad, como tu pareja tiene la suya.

Un ejemplo, recuerdo la primera relación que tuve, yo era, y soy, fumador; él me conoció ya como fumador y él era antitabaco, tras unos meses nos fuimos a vivir juntos, y se cabreaba conmigo porque fumaba, y yo consentí y fumaba a escondidas, hasta que me dije que ya estaba bien, que ya me conoció así, y que dejaría de fumar si yo quería, de forma voluntaria.

Vamos con el discurso de que nosotros aceptamos a los otros tal y como son… ¡y un jamón para ti y otro para mí! De manera consciente o inconsciente intentamos hacer cambiar a la otra persona: vestuario, comportamiento, amistades, hábitos, prácticas sexuales, etc. No respetamos a la otra persona como es, que no significa que haya cosas que no se puedan o se quieran cambiar, pero no por obligación sino por devoción.

pareja gay copy copy copy copy copyPara mí, este es uno de los secretos para que una relación funcione, la aceptación tal y como es, sin cambiar nada, de la otra persona; porque de lo contrario no estás enamorado de tu pareja, sino de la imagen que tú quieres crear de esa persona, o del ideal de hombre que tú tienes en tu cabeza. Amar al otro es ante todo respeto, y si no te gusta lo que ves, nadie te obliga a estar a su lado. Al igual que la base de la autoestima, como ya he hablado en artículos anteriores, es la aceptación plena de uno mismo, con lo que gusta y lo que no, ya vendrán los cambios después; con tu pareja es igual.

Trabaja desde la aceptación al otro, aunque para ti sea un bárbaro o un guarro, por decir algo, si lo quieres de verdad, trabaja desde ahí, porque esperar a que el otro cambie para quererlo, eso no es amor ni nada parecido, es puro egoísmo.

Por otro lado, dile en primera persona, lo que no te gusta, sin acusar, ni exigir, desde la aceptación. Y sino, mejor no digas nada. Te aseguro que desde ahí todo funciona mucho mejor, es mucho más relajada la relación. Podría entrar en más detalles, pero ahí lo dejo, si quieres saber más o preguntar, a tu disposición, como siempre.

A alguno seguro que el cable se le cruza al leer esto, ¿cómo voy yo a aceptar a mi pareja asi o "asao"? Pues si, porque él, ahora mismo, por lo que sea, es así; igual que tu, por ahora, y por lo que sea, eres "asao".
Fuente: Cascaraamarga.com