jueves, 14 de junio de 2018

Casi seis meses sin Aiden y Skye

 Imagen de la campaña en redes emprendida por Miriam Ruiz para denunciar el secuestro parental de sus gemelos Aiden y Skye


La asturiana que denunció un secuestro parental en Alemania busca apoyo social mientras se resuelve su recurso contra la sentencia que le impide adoptar a los gemelos.

Los procesos judiciales requieren de mucho tiempo precisamente lo único que no tiene Miriam Ruiz, la asturiana que ha denunciado el secuestro parental de los gemelos Aiden y Skye de su domicilio de Alemania. Hace seis meses que no ve a sus bebés, que están a punto de cumplir un año de vida. Así que ha emprendido una campaña social y en redes con un doble objetivo, dar a entender el calvario que está pasando y también buscar respaldo social para defender su caso. Ha abierto perfiles en redes sociales y también está manteniendo reuniones con colectivos para protagonizar actos públicos, tanto en Oviedo como en Madrid, ciudad en la que podría estar viviendo su todavía marido con los niños y su nueva pareja.

Miriam Ruiz ha regresado a Alemania, país en el que reside por motivos laborales y donde estaba fijado el domicilio familiar. Sin embargo, el trago por el que está pasando la ha obligado a cambiar de casa. No quiere revivir los meses que pasaron todos juntos. Todos estos trámites han supuesto para ella un gran esfuerzo personal. De hecho, en esta tarea se ha centrado a su regreso de Oviedo, después de celebrarse la vista para la adopción.

El drama de esta mujer comenzó el 30 de noviembre. Ese fue el día en que su marido, José Zapata, se llevó a los gemelos del domicilio familiar mientras ella estaba en su trabajo. Se enteró de todo al término de su jornada laboral. Hacía apenas tres meses que habían regresado de Ucrania con los niños, nacidos mediante gestación subrogada. Miriam Ruiz, una asturiana transgénero, se había casado con su pareja, un ovetense al que conocía de toda la vida, precisamente para poder iniciar el proceso. Cuando llegó a casa estaba vacía. Zapata se había fugado con todo, con los bebés y con una mujer. Miriam dice que era una amiga común que se iba a convertir en su au pair y Zapata, en cambio, señala que era su novia desde hacía tiempo, ya que el matrimonio era un proyecto de vida en común pero no una relación sentimental.

El procedimiento judicial que hay en marcha es para que Miriam adopte a los gemelos. Ese era un trámite necesario, que ya tenían previsto como pareja, ya que en Ucrania Zapata consta como padre junto con la madre biológica. España exige, por tanto, un reconocimiento expreso que no se produjo cuando todavía convivían todos bajo el mismo techo. Ahora el marido se niega a formalizar la adopción.

La campaña

Secuestro parental Aiden y Skye. Ese es el nombre con el que ha abierto perfiles en Twitter y Facebook para dar a conocer su caso. En las redes irá contando los avances, recopilado la información aparecida en medios, sus entrevistas. Busca apoyo para que este caso se reconozca como un secuestro parental, ya que el no haber formalizado la adopción ella no tiene ningún derecho legal sobre los bebés. También ha contactado con colectivos que defienden la gestación subrogada y con el movimiento LGTBi. Miriam Ruiz está llamando a todas las puertas posibles para tratar de recuperar a los gemelos.

Lo hace ahora desde Alemania pero cuenta con un grupo de personas que siguen trabajando desde España. Ese equipo está organizando algún acto público. Aunque no quiere avanzar en qué consistirá exactamente, su idea es que se celebre en Oviedo, ciudad de la que son naturales los dos miembros de la pareja. «Las redes no tienen fronteras, así que son una herramienta útil para llegar a todo el mundo. Pero también habrá actos presenciales», comenta un portavoz.

Esta asturiana no quería dar demasiada publicidad al caso, por eso esperaba a que hubiera antes una resolución judicial. Pero el tiempo pasa, sigue sin saber nada de sus hijos y cree que se está quedando sola en esta lucha. De ahí el cambio de estrategia. No ha sido posible hablar con José Zapata ni con su familia, explican, por lo que no saben exactamente dónde se encuentran y no ha podido ni siquiera intentar ver a los bebés.
Fuente: La voz de Asturias



lunes, 7 de mayo de 2018

La bandera del orgullo gay: Historia, curiosidades y anécdotas detrás de un símbolo próximo a cumplir 40 años

 
Este 25 de junio se cumplen cuatro décadas desde que la bandera símbolo del Orgullo Gay ondeó por primera vez. Su aparición se gestó en la ciudad de San Francisco y su creador fue el artista Gilbert Baker, gracias a un encargo realizado por Harvey Milk, el primer político abiertamente homosexual en llegar al poder en EEUU.

Se acerca el mes del Orgullo. Próximamente en las calles, en locales comerciales, en edificaciones icónicas de las ciudades y hasta -esperamos que así sea- en algunas dependencias públicas ondeará la bandera del arcoíris, símbolo indiscutible del colectivo LGBTIQ.

Muchos pintarán sus rostros con los colores que identifican a la comunidad alrededor del mundo. Sin embargo, sabes ¿por qué la bandera tiene 6 franjas de colores? ¿Cómo era originalmente? ¿Quién la creó? ¿Dónde se gestó? y, especialmente, ¿Por qué se convirtió en un estandarte de irreverencia y orgullo?

Orgullo LGTBI 2017 - Foto: Uso permitido

Para ello debemos remontarnos a la década de los años 70. Una época bastante convulsa caracterizada por la Guerra Fría, la pérdida por parte de EEUU de la Guerra de Vietnam, una juventud inquieta deseosa de vivir al margen de los conflictos bélicos, y muy especialmente, por el florecimiento de una vibrante comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y trasexuales que reclama su derecho a amar sin miedos ni barreras. Para lo cual, necesitaba tener un símbolo de identidad.
Ante esa necesidad de contar con un estandarte fue que Harvey Milk, el primer hombre abiertamente homosexual electo para un cargo público en EEUU, realizó su encargo al político y activista Gilbert Baker, quien trabajó en su diseño y confección.

Baker, quien falleció en abril del 2017 a los 65 años de edad, era también un exsoldado y artista que durante su juventud había actuado como drag queen. En ese momento de su vida aprendió el oficio de coser para hacerse sus propios atuendos.

"Nuestro trabajo como personas gay era salir públicamente, ser visibles, de vivir en la verdad como digo, de salir de la mentira. Una bandera encaja con esta misión, porque es una forma de proclamar tu visibilidad, o decir: “¡Este es quien soy!”», fueron las palabras de Baker cuando el Museo de Arte Moderno de Nueva York ( MoMa) adquirió la bandera original, la cual constaba de 8 franjas y fue hecha totalmente a mano.

¿Dónde se gestó?

Su fabricación se gestó en el ático del Centro Gay comunitario, en el 330 de la calle Grove, en San Francisco (EEUU). Se necesitó un equipo de 30 voluntarios para elaborarla, quienes junto a Baker, tiñeron las bandas de algodón con colorantes naturales, las unieron armados con aguja e hilo, y las plancharon.

Hasta que llegó el esperado día. El 25 de junio de 1978 la bandera LGBTI ondeó por primera vez en el cielo de San Francisco con motivo del Festival del Orgullo que se desarrolló en esa ciudad. De inmediato, la comunidad la hizo suya.

Sin embargo, 5 meses después a raíz de lo sucedido el 27 de noviembre de 1978, la demanda de la bandera se acrecentó. Y es que ese día fue asesinado Harvey Milk, convertido en un mártir por los derechos de los homosexuales. El pedido de Milk de que la bandera uniera a toda la comunidad bajo un mismo símbolo se cumplió, y hoy la bandera del arcoíris es un mecanismo de inclusión mundial.

¿Cómo era la bandera originalmente?

Originalmente el diseño consistía en ocho franja de colores, y no de seis como ahora. Estaba inspirada en Judy Garland y su personaje de Dorothy en la cinta El mago de Oz y su canción “Somewhere over the rainbow” (En algún lugar más allá del arcoíris).

Este era el significado de cada color: El rosa era símbolo de la sexualidad; el rojo, de la vida; el naranja, de la salud; el amarillo, del sol; el verde, de la naturaleza; el turquesa, de la magia; el azul, de la paz; y el violeta, del espíritu.

Debido a que teñir el color rosa resultaba muy costoso, se decidió por su eliminación. Más tarde -en 1979- se combinó el turquesa y el azul, para dar resultado a la versión actual de seis franjas. Milk no llegó a ver estos cambios. El orden actual de los colores es rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta

Algunas curiosidades

La bandera del arcoíris también nació como un símbolo para borrar el estigma que significaba el triángulo rosa, utilizado por los Nazis para identificar a los hombres homosexuales. Cerca de 220,000 gays y lesbianas murieron en los campos de concentración ideados por Hitler durante la Segunda Guerra Mundial.

El emblema del arcoíris también es muy similar a la bandera de la ciudad del Cusco (Perú). En ese caso los siete colores – se incluye el turquesa- representan los siete chakras del cuerpo humano.
La bandera de la paz, especialmente popular en Italia, también luce los colores del arcoíris.
En agosto de 2016 la organización no gubernamental “Planting Peace” (Sembrando la Paz) colocó la primera bandera del orgullo LGBTI en el espacio, gracias a un globo de gran altitud y una cámara GoPro.

Loading video

Símbolo universal

National Pride March Facebook - Foto: Uso permitido

Aunque existan otros emblemas con los colores del arcoíris, la bandera del Orgullo gay se ha convertido en un símbolo universal en pro de la defensa de la causa y los derechos civiles de las personas homosexuales. Representa inclusión, libertad, amor y vida.
Fuente: Universogay

¿Por qué las jornadas cubanas contra la homofobia se enfocarán en los colegios?

 
El programa se desarrollará hasta el próximo 18 de mayo y contará con exposiciones de fotografía, talleres de sensibilización en la prevención de la violencia homofóbica en las escuelas y la tradicional Gala Cubana contra la Homofobia y la Transfobia.
 

Las 11 Jornadas Cubanas contra la homofobia y la transfobia, junto con el vistoso desfile o "conga" que las acompaña cada año en La Habana, estarán centradas este año en crear tolerancia e inclusión desde el ámbito escolar y en educar para superar los prejuicios.

El programa se desarrollará desde hoy y hasta el próximo 18 de mayo e incluirá, entre otras actividades, exposiciones de fotografía, talleres de sensibilización en la prevención de la violencia homofóbica en las escuelas, proyecciones de cine y la tradicional Gala Cubana contra la Homofobia y la Transfobia.

La principal responsable del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) y diputada por La Habana, Mariela Castro, recordó en conferencia de prensa que la temática de las jornadas cambia bienalmente para recorrer los principales campos de acción en este ámbito: primero fue la familia, luego el entorno laboral y ahora, el educativo.

Según la hija del expresidente Raúl Castro, tanto el Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal) como el Gobierno de la isla apoyan esta labor de educación y normalización, aunque precisó que inicialmente desde esas instancias pidieron al CENESEX "ir despacio, teniendo en cuenta las resistencias".

"Hubo muchas resistencias desde muchos lugares. Nos decían que siguiéramos educando para que cuando llegara el momento de realizar acciones legislativas hubiera un mayor consenso", refirió.
En Cuba, tras el triunfo de la Revolución liderada por Fidel Castro y sobre todo a finales de los años 60, la homosexualidad estuvo perseguida y castigada con la reclusión en campos de trabajo conocidos como Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), lugares donde también eran enviadas las personas sospechosas de "diversionismo ideológico".

Mariela Castro recordó que desde 1996 funciona en Cuba un Programa Nacional de Educación Sexual en las Escuelas y que el CENESEX celebra este año sus 30 años de creado, habiendo logrado importantes avances en derechos en esas tres décadas.

Ahora, la tarea se centra en las escuelas, "el centro cultural más importante de la comunidad", que debe ser "un lugar de principios éticos, inclusión, amor, respeto de referencias para la vida", sostuvo la diputada, quien también llamó a "involucrar a las familias en el trabajo cotidiano de las escuelas".

Preguntada sobre asuntos pendientes que quedan en la agenda de derechos de la comunidad LGTB en Cuba, como el reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo -para lo que sería preciso una reforma constitucional-, la diputada recordó que el nuevo presidente de la isla, Miguel Díaz-Canel, está familiarizado con los problemas de este sector de la población.

"Díaz-Canel es un joven que desde que era funcionario de la UJC (Unión de Juventudes Comunistas) tenía la atención al CENESEX entre sus responsabilidades, así que él recibió formación en el tema. Así, cuando llegó a secretario del partido en Villa Clara, era un secretario formado en el tema", explicó.

Más allá, reveló que su madre -Vilma Espín, esposa de Raúl Castro, histórica presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas y fallecida en 2007- "se preocupaba mucho de formar a esos dirigentes de la UJC en temas de inclusión, en unos funcionó y en otros no, pero en el caso de Díaz-Canel funcionó".

Recordó, no obstante, que la hoja de ruta con la comunidad LGTB no depende tanto del jefe del Ejecutivo como de la "continuidad de las políticas del PCC que se han estado trabajando" con el CENESEX.

"Tenemos la fortuna de tener a uno que ya hemos sensibilizado, pero también mi papá fue sensibilizado y educado por mi mamá. Por eso él lo que hizo fue mover los procesos para lograr consensos y fue una voz protagonista para que en el PCC este tema se comprenda", agregó.
Fuente: El Espectador

Los 18 destinos más LGTB del mundo

 

Se acaba de publicar otro listado, como todos los años, en el cual nos cuentan cuales son los destinos más seguros para la gente LGTBI. Los más seguros, y por supuesto, los mejores.  Una persona LGTB que pueda viajar a una ciudad sin problemas, sin miedo a la policía o a las leyes, y sin problemas para visibilizar a su familia o a su pareja.

El listado, en este caso de dieciocho localidades es el siguente.
  • Puerto Valarta, México
  •  Denver, Colorado;
  • Hartford, Connecticut;
  • Columbus,
  • Ohio, 
  • Palm Springs, California.
  • Tel Aviv, Israel;
  • Madrid, España; Berlín, Alemania;
  • Reikiavik, Islandia;
  • Los Ángeles y West Hollywood, California;
  • Copenhagu, Dinamarca;
  • Minneapolis, Minnesota;
  • Amsterdam, Países Bajos;
  • Toronto, Ontario;
  • Portland, Oregon;
  • Provincetown, Massachusetts;
  • Chicago,
  • Illinois, 
  • Bruselas, Bélgica.
Por supuesto que no están muchísimos, y por supuesto, todo hay que decirlo, que este listado ha nacido en los Estados Unidos y se nota, ya que hay muchas poblaciones estadounidenses, pero nos sirve para comenzar nuestra etapa primavera/verano del hemisferio norte.
Fuente: NosGustas.com


sábado, 5 de mayo de 2018

El acoso escolar: Una realidad escondida que afecta a 85% de los estudiantes LGBTI

 
Actualmente 8 de cada 10 estudiantes LGBTI han experimentado algún tipo de violencia, incluido el acoso escolar, reveló un estudio realizado por la Unesco. En España la FELGTB ha informado que más de la mitad de los jóvenes son víctimas de la violencia en los centros educativos debido a su orientación sexual.
 

“Maricón”, “aprende a ser hombre”, “tienes que jugar al fútbol”, “ay, vale, eres una niñita”, “¿eres pato o qué?”, son frases que aún revolotean en la cabeza de Manuel, aunque hace ya bastante que dejó la edad escolar. La sensación de miedo, soledad y abandono que sentía cada vez que era humillado y/o agredido por su orientación sexual marcaron huella en su ser. Actualmente trabaja llevando charlas para que las aulas de clases se conviertan en espacios inclusivos.

La historia de Manuel es bastante común. Las burlas, insultos, empujones, manotones, palabras soeces, descalificaciones y el acorralamiento forman parte del día a día de los estudiantes LGBTI. Según el informe Out in the open (A la Intemperie) realizado por la Unesco, el 85 por ciento de los estudiantes gays, lesbianas, bisexuales y transgéneros experimentan alguna forma de violencia, además del acoso escolar.

España no escapa a esta realidad. Según la Federación Estatal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (FELGTB) más de la mitad de los jóvenes homosexuales sufre acoso en centros educativos por su orientación sexual. Sin embargo, el porcentaje aumenta en el caso de las personas transexuales, debido a que “son víctimas más visibles”, explicó el presidente de la asociación, Jesús Generelo, en un trabajo publicado sobre este tema en el diario El País.

“El bullying motivado por la orientación sexual, la identidad de género y la expresión de género sigue siendo el mayoritario en España. Todas las medidas que en la actualidad se llevan a cabo siguen sin ser suficientes para acabar con una problemática tan grave. Además, es un tema que prácticamente no se aborda en infantil y primaria, donde también es imprescindible», manifestó en el mismo trabajo la encargada del área de Educación de la FELGTB, Visitación González.

Una de las recomendaciones de estos expertos es que el sistema educativo se abra hacia el respecto, el reconocimiento y la integración de estos jóvenes en los salones de clases y que el sistema educativo, en su conjunto, trabaje en la inclusión.

Stop al bullying

Otro dato alarmante de esta realidad que viven 8 de cada 10 estudiantes LGBTI es que el acoso escolar no siempre proviene de sus propios compañeros de clases. Sino que a estas vejaciones se suman profesores y trabajadores de los centros educativos, situación que lleva a muchos jóvenes a buscar quitarse la vida. Se estima que 1 de 4 jóvenes LGBT ha cometido, al menos, un intento de suicidio, según reveló un trabajo realizado por la fundación chilena Todo Mejora y publicado por el portal Publimetro.

Aunque los tiempos están cambiando y ser un adolescente LGBTI en esta época es muy diferente a haberlo sido hace dos décadas, aún falta camino por recorrer en pro de la tolerancia, la inclusión y la igualdad. Por lo cual, la semilla que contrarreste la LGBTIfobia futura debe sembrarse desde los primeros años y las aulas de clases se convierten en espacios propicios para formar ciudadanos comprometidos con el respeto hacia la diversidad.
Fuente: Universogay