domingo, 19 de febrero de 2017

Anabel Alonso afirma por fin su homosexualidad.

anabel alonso lesbiana 2 


Era un secreto a voces. Desde que Diana, el personaje de Anabel Alonso en 7 vidas, saliera del armario, (muy al estilo Ellen Degeneres en Ellen), comenzaron los comentarios sobre la condición sexual de Anabel.

La actriz ya llevaba muchos años en el candelero por su incuestionable talento, pero fue a partir de entonces que empezó a interesar su vida privada. En la recogida de un premio a la serie Anabel pareció salir del armario al asemejarse con su personaje pero nada quedó realmente claro hasta ayer, cuando la actriz concedía una entrevista a El Mundo, y hablaba sin tapujos de su homosexualidad. 

cristina-marcos-11615-C

Se la ha relacionado con la magnífica actriz Cristina Marcos (foto izquierda), pero ella nunca ha hecho declaraciones al respecto. Anabel le ha contado a El Mundo que lleva cuatro años con su chica pero que no piensa dar el nombre de su pareja públicamente: “Lo que pasa es que nunca digo si estoy con tal o con cual. Hago mi vida. Pero lo mismo haría si estuviera con un tío, eh”.

Sobre el armario, las lesbianas y el cine, afirma que ella siempre lo ha llevado con naturalidad entre sus compañeros y que pocos consejos tiene que dar a las nuevas generaciones: “Yo creo que las jóvenes nos dan más lecciones a las que somos maduritas”, asegura.












anabel alonso lesbiana 
Fuente: MiraLes MGZ

Historia de los “lesbiandramas” de la farándula

lesbiandramas farandula 


En la historia del famoseo en España no se puede hablar de mentes abiertas, famosas visibles ni tertulianos respetuosos. Más bien todo lo contrario.
Sin duda, ser lesbiana o bisexual hace 10 o 20 años en España si eras cantante o actriz era un enorme tabú. Sin embargo, si rascamos un poco, encontraremos fácilmente muchos lesbiandramas entre las mujeres más famosas del país:

isabel y maria del monte 

La “amistad” más fotografiada y cuestionada siempre ha sido la de Isabel Pantoja y María del Monte. Estas mujeres se conocieron en 1992 y pasaron a ser inseparables. Algo pasó, que su amistad inquebrantable dejó paso a un adiós sin vuelta atrás. Tal vez fue el desamor y sus dolores lo que impidió que María siguiera ejerciendo de “tía” de los hijos de Isabel. Quién sabe. La relación nunca más levantó cabeza y ambas han mantenido silencio, pero en un especial del programa Tu cara me suena María besaba en los labios a la cantante que imitaba en ese momento a Isabel Pantoja. Si algo no le falta a la tonadillera ¡es sentido del humor!

¡Ay Isabel! Todo en su vida ha sido un lesbiandrama, incluso sus relaciones con hombres. Mila Ximenez, su eterna enemiga, reconoció para Crónicas Marcianas que había tenido relaciones sexuales con la famosísima locutora Encarna Sánchez, relación que habría supuestamente acabado cuando apareció Isabel Pantoja en la vida de ambas y Encarna se enamoró locamente de ella.

mila ximenez encarna sanchez isabel pantoja

Misma época. Otras protagonistas: Esta vez es el referente lésbico por excelencia de la transición, Barbara Rey, y su amiga del alma, Chelo García Cortés, quienes tienen un encuentro sexual que deciden callar “hasta la tumba”.

barbara rey sexo chelo garcía cortes

Irónicamente será la hija de Barbara Rey, Sofía Cristo, quien protagonice el romance lésbico más televisado de la televisión, junto a Nagore Robles, actual pareja de Sandra Barneda. Tanto a Nagore Robles como a Sofía se las relacionó también con Chiqui Martí, la famosísima stripper de Cronicas Marcianas.

chiqui martí boda

A Chelo García Cortés también se la relacionó con Sofía Mazagatos, quien lo ha negado siempre.

chelosofiabarco

Y el affair farandulero más actual es que ha destapado Marlene Mourreau, afirmando que tuvo un encuentro sexual maravilloso con Ivonne Reyes. “Es mi tipo de mujer. Muy parecida a mi ex novia” afirmó Marlene. Ahí es nada.
Fuente: MiraLes.MGZ











ivonne-marlene-770

Los 10 hábitos de las relaciones efectivas

fofgsdfgsdfg 


¿Cómo consiguen funcionar algunas parejas?
En este mundo de cambios abrumadores, donde puedes despertar un día y darte cuenta de que llevas una decena de relaciones a tus espaldas, ¿cómo hacer para que una relación perdure?
Aquí os enumeramos los 10 hábitos que en las parejas efectivas nunca fallan:
besofren 

1. En las discusiones muéstrate cariñosa.
Es difícil, cuando estás irritada, estar cercana. Pero está comprobado que lo que alienta que el otro tome una actitud defensiva en lugar de comprensiva es nuestro lenguaje no verbal. Si le quieres hacer una crítica o recomendación y lo haces desde una actitud fría o negativa, la otra persona oirá más tu expresión vocal que lo que le están diciendo tus palabras.

2.Di “Te entiendo” en lugar de “Sí, pero…”
La actitud, aun cuando se piensa completamente diferente, debe ser positiva. De complementación de opiniones, no de oposición. Parte siempre de entender por qué la otra persona piensa lo que piensa, aunque no estés en absoluto de acuerdo. Y busca en su discurso algo que te pueda hacer aprender o ampliar tu perspectiva.

3. Nunca digas “siempre” ni “nunca”.
No generalices. En las parejas que funcionan cada una de las componentes sabe que la otra persona es un ser en evolución. No es alguien que siempre haga X o que nunca haga Y. Es alguien que puede cambiar, mejorar, retroceder. Observa a tu pareja como la persona que es ahora. Y entiende que no será la misma dentro de un tiempo ni lo era hace meses. No la reduzcas: dale la opción de sorprenderte.

4. Escucha primero: mejor aprender del otro que imponerle nuestro criterio.
En una relación donde una de las dos quiere imponer su criterio, sólo existen dos posibilidades: ruptura o sometimiento. O una de las dos agacha la cabeza, o se tendrán que hacer negociaciones constantes, donde una persona cede una vez y la otra, otra. Así que no tengas prisa por ser escuchada o comprendida. Mejor trata de entender por qué la otra dice lo que dice, aunque no coincida en nada con tus pensamientos o valores.

5. Ama sin esperar ser recompensada.
No compares tu amor con el suyo. No esperes una compensación constante. No evalúes si ha respondido a tus whatssaps a tiempo o te hace los mismos detalles que tú a ella. Entregarse por el placer de hacerlo es la mejor recompensa. Cuando realmente amas a la persona, disfrutas de verla disfrutar por encima de todo.

6. Di “No volverá a pasar” en lugar de “¡Vale! ¡Perdona!”
Cuando nos equivocamos no basta un “perdón” refunfuñando. Lo que necesita la otra persona es ver y creer que hay un compromiso en nosotros de hacerlo mejor la próxima vez.

7. El pasado es el pasado. Ahora estamos en el presente.
¿Cuántas veces en las relaciones se nos queda algo clavado? Un momento en el que nos sentimos humillados, engañados, o vete a saber. Hemos decidido perdonar pero, llegado el momento de la discusión, algo nos activa ese recuerdo y, como una erupción incontrolable, nos salen acusaciones y culebras por la boca. Si es tu caso, trata de evitar sacar el pasado a colación en discusiones presentes y explícale a tu pareja que es algo que te duele y estás intentando gestionar, pero que necesitas su ayuda para hacerlo.

Si ese el caso de tu pareja, no le digas “¿Ya estás otra vez con eso?”. Es comprensible que estés harta de escucharlo, pero si lo saca al presente es porque necesita un sostén. Necesita una cicatrización total. Mejor dile “Si volviera atrás, lo haría diferente” o “Entiendo que te sientas así. Es sólo que este no es el momento. Podemos hablarlo mañana si quieres”. Aún así todo tiene un límite. Una vez que ambas deciden dejar atrás una situación, después de haberla comprendido y perdonado, la relación no funcionará si constantemente se regresa a ello.

lsbiana-or-un-dia_detalle_articulo

8. Las parejas felices comparten amigos y aficiones y a la vez mantienen su independencia.
Una afición en común o un grupo de amigos refuerza profundamente los lazos de una pareja. Compartir el ocio en casa vía ver películas, cocinar juntas, etcétera, o en la calle vía hacer un proyecto juntas, salir a bailar, ir al campo, etcétera, hace que el mundo de esa pareja esté siempre en constante evolución y enriquecimiento. Cuidar la intimidad sexual e innovar en la cama, probar nuevas posturas o introducir un juguete, un vibrador o un arnés que pueden daros mucha vida.

Paralelamente, tener amigos propios, aficiones propias o pensamientos propios no es malo. Es más, es necesario. Nos evita fusionarnos hasta un punto insano, donde ya la otra es una necesidad más que una compañera, y no podemos ir a ningún sitio sin ella. Es importante estar atenta a que tus opiniones, deseos, aficiones, y tiempo libre, no estén 100% organizados en función de ella. Puede ser que en tu pirámide de prioridades reine sobre todas el amor. Pero no se puede hacer una pirámide con una sola prioridad. Necesitas dar lugar a las demás: los amigos, el trabajo, la realización personal…

9. No te quites las gafas rosas del amor.
No queremos decir en este punto que pierdas la crítica constructiva. Sino que pongas por delante lo positivo de tu pareja antes que lo negativo. Lo que admiras de ella. Lo que te fascina de ella. Lo que te hace aprender, pensar o creer en la magia. Siéntete orgullosa de ser su pareja.

10. Los piropos no ocupan lugar.
Piropear a tu pareja refuerza la pasión. Sube su autoestima y su implicación. Mantiene la confianza y la ilusión. Y te recuerda a ti misma lo que te gusta de ella. Así que no te olvides de recordarle lo preciosa, divertida y guapa que está.
Fuente: MiraLes MGZ

'Queer', homosexual, Intersexual, transexual… maneras de definir la identidad sexual

Hombre y mujer; heterosexual y homosexual, bisexual... ¿sabes cuántas categorizaciones más -reconocidas formalmente- se usan para identificar la orientación sexual y de género de una persona?
ointersexualNaciones Unidas, por ejemplo, acepta el "tercer género" como las personas que no se identifican ni con el femenino ni con el masculino.En algunos países, incluso, tiene validez legal.
 
Es el caso de India, en donde un fallo de la Corte Suprema permite a quienes lo deseen aparecer en documentos oficiales emitidos por el gobierno como "tercer género".
El concepto se utiliza para reconocer que la identidad del ser humano puede no estar limitada a lofemenino y masculino.
La Asociación Psicológica Americana (APA, por sus siglas en inglés) reconoce que los términos que se usan para conceptualizar la orientación sexual de una persona y la identidad de género (sentirse mujer, hombre o algo más) varían.
"La comprensión de estas definiciones se está desarrollando, y el uso de los términos a veces cambia", se indica en las directrices de la organización.
Coincide con este punto Introducción a la Psicología Lesbiana, Gay, Bisexual, Trans y Queer, publicado recientemente por la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.
"No hay definiciones universales acordadas con respecto a estos términos, muchos de los cuales se asocian con culturas occidentales. Otras, utilizan diferentes palabras y conceptos".
Asociaciones de psicología, psiquiatría, universidades y organismos oficiales aceptan que los géneros no son solo el masculino y el femenino.

Queer (raro)

Es un término que se utiliza para describir orientación sexual, identidad de género o expresión de género (la manera de manifestar la masculinidad o feminidad externamente) que no se adecúa a las normas sociales dominantes.
También se le conoce como "fluidez de género".
Según la APA, históricamente, la palabra en inglés se usaba de manera despectiva para referirse a personas dentro del colectivo LGBTQ (lesbianas, gay, bisexual, transgénero y queer).
En la actualidad, muchos la utilizan de forma neutral o incluso positiva. También se le conoce como "fluidez de género".
"Algunos jóvenes la emplean como un término de identidad para no identificarse como hombre o mujer, lo que también se conoce como géneros binarios. Su uso también les permite escaparse de las restricciones impuestas por las orientaciones de lesbianas, homosexuales y bisexuales", explica la APA.

Intersexual

Son las personas que nacen con una anatomía sexual, órganos reproductivos o cromosomas que no se corresponden con la definición típica de un hombre o una mujer.
Estas características pueden ser aparentes al momento del nacimiento o pueden aparecer años después, generalmente en la pubertad.
"Hay muchos tipos de condiciones médicas intersexuales, pero quienes se agrupan en esta categoría, no están de acuerdo con que se les defina con un término médico", de acuerdo al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.
La organización explica que muchos infantes intersexuales son sometidos a procedimientos médicos, entre los que se incluyen cirugías genitales, para que sus cuerpos se adapten a la definición culturalmente dominante de feminidad o masculinidad.

Pansexual / Pangénero / Poligénero

De acuerdo al Centro LGBT de la Universidad de Wisconsin-Madison, en EE.UU., el término pansexual se utiliza para identificar a personas que tienen un deseo sexual por parejas que se basa en la atracción a rasgos físicos específicos, identidades y/o de personalidad.
Estos que pueden corresponderse -o no- con las características tradicionales de sexualidad e identificación de género de un hombre o una mujer.
Los términos que se utilizan para definir la orientación sexual, identidad de género o expresión de género de una persona van cambiando.
Según la misma organización, una persona pangénero es aquella cuya identidad de género está integrada por varias identidades de género o expresiones de las mismas.
Poligénero, por su parte, sirve para identificar a una persona que tiene más de un género o una combinación de géneros.

Transgénero

Según la Organización Mundial de la Salud, el término se utiliza como "paraguas" para identificar a las personas cuya identidad de género y de expresión no se corresponde con las normas y las expectativas tradicionalmente asociadas con un hombre o una mujer.
Un individuo transgénero (trans) no se identifica con el género con el que nació. Una mujer trans nace con genitales masculinos pero se siente como mujer.
Mientras que un hombre trans nace con genitales femeninos pero se identifica con el género masculino.
Según ONUSida, se calcula que aproximadamente 1% de la población en edad reproductiva es transgénero.

Asexual

El Departamento de Igualdad e Inclusión de la Universidad de Berkeley, en EE.UU., define a este grupo de personas como aquellas que no se sienten atraídas hacia ningún género.
Soy asexual: no siento deseo sexual por nadie... y no quiero sentirlo
También explica que se utiliza el término "sin género", para identificar a quienes no tienen un género interno definido o carecen de un sentido de identidad de género.
Quienes se incluyen en las categorías descritas con anterioridad, suelen necesitar un tiempo para saber con claridad cómo se sienten.
El término que diferentes organizaciones de defensa de los derechos de grupos LGBTQ utilizan para definir el proceso a través del cual las personas exploran su orientación sexual y su identidad de género es el de questioning, que se puede traducir como cuestionar.
Fuente: Cascaraamarga.com

jueves, 26 de enero de 2017

¿Es la era del poliamor?

poliamor 


Ojiplática me quedé la primera vez que me hablaron de poliamor. Y sin aliento la primera vez que una amiga iniciaba una relación a tres.

Pero pronto mis oídos se acostumbraron al término y ahora es rara la semana que no lo oigo pronunciar.
El ser humano ha pasado, en cuestión de una centuria, de la monogamia extricta sin opción a separación o la poligamia exclusivamente masculina, a la libertad de elección y separación de pareja para ambos sexos.

Y esto se ha debido a la evolución de nuestras mentes y nuestra tecnología. Los hijos ya no vienen del cielo. Sabemos muy bien de dónde vienen. Incluso podemos ser padres o madres sin una pareja. Ya no es necesario para nuestra especie tener un compañero si nos queremos reproducir o cuidar a nuestra prole. La neurobiología ha demostrado que desenamorarse es muy humano, y la psicología que el deseo no es pecado, sino líbido.

poliamor L word 

Ya ni la biología ni la religión nos impiden tener varias relaciones. ¿Se acerca entonces la era del poliamor?

Muchas personas lo están viviendo. Y disfrutando. Incluso tres mujeres brasileñas han desafiado la idea clásica del matrimonio casándose entre ellas.

Pero lo cierto es que posiblemente los casos son excepcionales. Somos seres imperfectos, posesivos y románticos. Una especie demasiado visceral por ahora para que las relaciones paralelas se impongan sobre las demás formas de unión. El poliamor, entendido como la posibilidad de tener varias relaciones de pareja a la vez, es un proyecto inalcanzable, al menos por mucho tiempo, para la mayoría de nosotros. Porque requiere tener una autoestima radicalmente sana, donde la posesividad, los celos o la inseguridad no existan o se gestionen de forma magnífica. Un narcisismo tan equilibrado que nos permita no comparar relaciones, ni necesitar tener exclusividad de la emoción de nuestras parejas.

Aun no he visto una relación de poliamor que funcione. Sin embargo, sí relaciones abiertas donde cada uno hace su vida sin inmiscuir al otro, pero sin crear nuevas relaciones (Simone de Beauvoir siempre dijo que su mayor acierto romántico fue abrir su relación con Sartre). Pero sin duda podría funcionar, y seguro que algún día lo veré (Quién sabe si estaré yo dentro). No es que no sea una combinación tan buena como las demás, sino que hay que estar psicológicamente tan preparado que creo que es un tipo de unión, a día de hoy, solo disponible para unos pocos.
Fuente: MiraLes MGZ